La reforma del Estatuto se atrasa y aflige a la Universidad Nacional de Tucuman

0
284

El cierre del primer semestre del año confirmó que la reforma total del Estatuto Universitario está lejos de concretarse, al menos, en el mediano plazo. Antes del receso, la que iba a ser la última reunión de la Asamblea Universitaria cayó nuevamente por la inasistencia de los consejeros (había sólo 77 asambleístas, sobre un total de 155 miembros). “Cuando volvamos del receso invernal voy a convocar al consejo de decanos para volver a charlar este tema”, planteó el vicerrector de la Universidad Nacional de Tucumán (UNT), José García.

Las deliberaciones se iniciaron en 2014 y, a dos años y medio, todavía no se pudo terminar de discutir todo el articulado. En esta mitad de año las reuniones, que tenían una frecuencia quincenal, pasaron a una periodicidad mensual. Además, se pidió que en el seno de los consejos directivos de cada facultad se discutieran los artículos antes de llegar a la votación para poder apurar los consensos. Nada de esto parece dar resultado.

Faltan dos temas cruciales que hacen a la vida universitaria: el diseño de órganos de gobierno y el sistema electoral. Pero no se podrá llegar a esto sin que antes no terminen los artículos de sistema Económico Financiero y el fondo proveniente de Yacimientos Mineros Aguas de Dionisio (YMAD).

“Hay asambleístas que están molestos porque asisten y el resto falta, pero los decanos deben tomar la determinación de reemplazarlos y no lo hacen”, señaló García.

¿Desfinanciado?

La UNT quedó en medio del cruce entre los gobiernos nacional y provincial por un convenio que se firmó el año pasado para el desarrollo del proyecto del dique El Naranjal. Desde la Nación denunciaron que las obras de los diques Potrero El Clavillo y El Naranjal no se licitaban porque el Gobierno de Tucumán no había remitido algunos papeles que eran necesarios. Mientras, desde el gobierno provincial remarcaron que la Nación nunca envió el proyecto de El Clavillo de forma oficial y que el convenio con la UNT para el proyecto de El Naranjal carecía de validez porque no cumplía con los requisitos de la Ley Nacional de Procedimiento Administrativo.

“Lo único que sé -dijo el vicerrector- es que la facultad de Ciencias Exactas tiene el proyecto casi listo, y que en ese proyecto han intervenido otros actores y otras facultades”, mencionó el vicerrector. El convenio establece que los fondos para el pago de los profesionales -que fueron contratados de forma directa- debían salir de la Nación.

Sin embargo, en un correo electrónico enviado desde la Subsecretaría de Recursos Hídricos de la Nación al titular de la Unidad Ejecutora provincial, Sisto Terán, mencionan que el convenio al ser “nulo” tampoco tiene los fondos presupuestados previamente.

Fondos mineros

La noticia sobre la denuncia en la Justicia federal por presunta venta irregular de oro y compras con sobreprecios de cianuro que efectuaron ex funcionarios de YMAD sacudió a la UNT.

El vicerrector, confirmó que el tema fue tratado en una de las últimas reuniones con los decanos, antes del receso, porque “los llenó de sorpresa”. Además, analizaron un informe que habían confeccionado los directores que representan a la UNT en la empresa interestatal (YMAD), Alfredo Grau y Faustino Siñeriz, en el que dan cuenta de la situación de la empresa y de las pérdidas ocasionadas en los últimos 10 años por la producción de la mina de Farallón Negro.

“Quedó pendiente de análisis si esa denuncia que hicieron los directivos de YMAD cubre a la UNT o si tenemos que actuar como querellantes, o no”, dijo García. Si los hechos denunciados se comprueban, entonces, significaría que la UNT dejó de recibir varios millones de pesos debido a presuntas irregularidades cometidas por quienes administraron las empresa interestatal durante la última década.

La Gaceta.