“Formar y capacitar es ir a la par del avance de la ciencia y la tecnología”

0
537

El Decano de la Facultad de Tecnología y Ciencias Aplicadas(FTyCA) de la Universidad Nacional de Catamarca(UNCA), Ing. Carlos Savio, se pronunció de este modo sobre el recientemente inaugurado laboratorio geoambiental minero. Dijo que “es un aporte sustantivo, en correspondencia con nuestros lineamientos de trabajo, en cuyos paradigmas la formación y capacitación ocupan un lugar preponderante”.

En dicho laboratorio, que cuenta con equipamiento de alta complejidad, se hará el análisis de líquidos varios y muestras de litio. El Decano de Tecnología firmó un convenio con el secretario de Minería de la provincia, Rodolfo Micone y directivos de las empresas Alex Stewart y Galaxy Litium para la capacitación de docentes y estudiantes de la UNCA.

El acelerado progreso de la ciencia y la tecnología -analiza Savio-, es razón de peso para “preparar recursos humanos y no quedar a contramano de los tiempos modernos, sobre todo en actividades productivas que permitan el desarrollo sustentable de nuestra provincia y la región, particularmente”.
En consonancia con ello, aprecia que el laboratorio geoambiental minero permitirá la capacitación técnica de los docentes y alumnos de dicha unidad académica “contribuyendo así a la formación de recursos humanos calificados para prestar servicios en laboratorios químicos, relacionados con la industria del litio”.

“Este laboratorio será de gran importancia para la capacitación de alumnos y para investigación de los docentes de esta Facultad”, recalcó.

Precisó que el laboratorio “nos  resuelve cuestiones en las que confluyen las exigencias de las estructuras curriculares de nuestras carreras y los avances de la tecnología y de la ciencia, sobre lo que los alumnos deben familiarizarse y actualizarse”.

Al rotular como “un avance significativo, resultante del trabajo conjunto entre la Universidad, el Estado y el sector privado”, subrayó que “la posibilidad de que articulemos con las empresas y con el Estado la formación de los alumnos y la capacitación de los docentes, con los requerimientos que nuestra región necesita para su desarrollo, bienvenido sea tanto para la Universidad en general y para nuestra Facultad en particular, como para el Estado provincial”.

Savio, instó a “mirar con mucho criterio este tipo de iniciativas, porque no debe existir un divorcio entre la formación de especialistas y la demanda de las empresas, que lleva implícito el desarrollo tecnológico, la producción, el cuidado y mantenimiento de nuestros productos”.

Agradeció a las empresas que “han confiado en nuestra Facultad para instalar sus equipos en este laboratorio y permitir la formación de recursos humanos necesarios para la explotación de litio”. “Aspiramos a que los estudiantes universitarios adquieran el apropiado grado de conocimiento, entrenamiento y experiencia, para desempeñarse con eficiencia en el suministro de servicios que ofrece un laboratorio”, remarcó.

Y considera que “el análisis de suelos, aguas y la gestión de los residuos, es hoy en día una necesidad imperiosa para poder mantener un desarrollo sostenible y sustentable”.
Instancia clave en la investigación

Asimismo, puso de relieve que “el aporte y funcionamiento de un laboratorio es clave y determinante en la investigación en general y, como en el caso que nos ocupa, en la industria minera en particular”.
“Porque, contribuye en forma determinante en todos sus procesos, desde el análisis de muestras extraídas en la fase de exploración hasta las pruebas finales de pureza del metal procesado”, amplió.
Especificó que “el trabajo que se realiza en un laboratorio es una instancia de suma importancia, porque la información que aportará como resultado, que a su vez servirá para la toma de decisiones, tendrá un impacto decisivo para la operación proyectada”.

Un laboratorio de mina -apuntó-, es “un proceso importante que tiene impactos relevantes en el costo y la calidad de la información que se colecta para la toma de decisiones o para los registros de valorización técnica, geológica, minera, ambiental o social en las empresas mineras”.

El Ancasti