Anunciaron el cierre de una calera y 56 personas quedaron sin trabajo

0
359

Desde AOMA Olavarría  indicaron que el martes les confirmaron el cierre de la calera Cefas de Sierras Bayas. “Esta política fue de un día para el otro, en cuestión de horas nos dicen que van a cerrar y terminan cerrando”, dijo Santillán.


Los principales referentes de la sede local de la Asociación Obrera Minera Argentina (AOMA), Alejandro Santillán y Bruno D’Amico difundieron a través de una conferencia de prensa que en las últimas horas los empresarios a cargo de Calera Cefas decidieron el cierre de la sede que se encuentra en Sierras Bayas.

Según se difundió, tuvieron una reunión con los empresarios que les informaron el cierre de la fábrica, aunque rechazaron la determinación de que fue “de un día para el otro, en cuestión de horas nos dicen que van a cerrar y terminan cerrando. El gremio no tuvo en ningún momento el tiempo y la posibilidad de colaborar, de hacer algo para evitar esto”, se expresó, al tiempo que solicitaron el apoyo del sector político, principalmente del intendente Ezequiel Galli.

“La determinación fue ayer para cerrar hoy las puertas de Cefas, no nos da ningún tipo de margen. El gremio no tuvo en ningún momento el tiempo y la posibilidad de colaborar, de hacer algo para evitar esto”, sintetizó el titular de AOMA en cuanto a la situación con la que se encuentran con el cierre de esta calera.

La noticia la conocieron este mismo martes, cuando “tuvimos una reunión en Buenos Aires donde participo Pedro Brandi, el Gerente de Recursos Humanos a nivel nacional de la firma Cefas S. A.”, refirió Santillán, Secretario General de AOMA Olavarría. El encuentro fue por algunas problemáticas que veían en la sede local de la empresa, aunque además veían con preocupación “cuál iba a ser la situación de la empresa Cefas, más que nada después de lo que pasó en Córdoba, que es la misma firma que termina cerrando”.

Así, “el dueño y el Gerente de Recursos Humanos nos terminan manifestando que la decisión de Cefas es buscar otro rumbo a las cales industriales y dejar la parte de la cal de la construcción. Ellos aducen que la cal de la construcción está muy absorbida por las multinacionales, entonces buscan nuevos rumbos para poder seguir trabajando”, expresó Santillán.

Planteó además que “esta política fue de un día para otro, termina la reunión ayer a la tarde y cuando preguntamos cuándo iba a ser la determinación de cerrar las puertas de Cefas nos dicen que era inmediato, que la gente de Recursos Humanos emprendía el camino a Olavarría para hacer ese anuncio, y donde hoy nos encontramos entre 50 y 60 familias directas que trabajan en esa empresa”.

Reuniones y pedidos de colaboración

“Ojalá que el poder político y el Ministerio de Trabajo nos acompañe para defender de cualquier manera a los trabajadores. Estoy acá porque se está pidiendo ayuda, necesito ganar tiempo porque necesito llegar a algunas empresas, si van a generar puestos de trabajo, que tengan contemplado a estos trabajadores. Da mucha bronca, estas son las cosas que le hacen muy mal a la minería y a la parte empresarial”, refirió con indignación.

Solicitó así “al poder político pedirle alguna ayuda, algún respaldo, que esto no puede pasar. La minería es una de las actividades principales de Olavarría y no puede ser que un empresario porque tenga el dinero indemnice a los trabajadores, y se mande a mudar llevándose las herramientas para otro lado. Pero es algo que no solamente el sindicato y los trabajadores lo puede pelear, sino que acá tiene que haber una respuesta política, tiene que haber una respuesta del Ministerio”.

Santillán comentó que cuando volvieron de Capital Federal este miércoles por la mañana se acercaron al Municipio para hacerle conocer al intendente Ezequiel Galli la situación, aunque le trasmitieron la preocupación a un funcionario porque el jefe comunal no se encontraba.

Posteriormente se dirigieron al Ministerio de Trabajo para hacer las presentaciones correspondientes, donde a su entender “se entera cuando nosotros le estamos informando”; y estuvieron asimismo en horas del mediodía con trabajadores de Cefas. Santillán refirió que “entre el trascurso de hoy y mañana les va a llegar el telegrama (de despido) a los compañeros”.

Según trascendió, hace menos de un año 5 plantas de Cefas en la Argentina fueron adquiridas por inversiones mexicanas a través del Grupo Calidra. En junio cerró la sede de Canteras Quilpo en Córdoba, despidiendo a 70 empleados, y ahora fue el turno de Olavarría. “Si van a venir inversores para cerrar una industria de nosotros por favor que se vuelvan a su país y por favor nos tiene que defender el poder político”, planteó Santillán.

Entre los pasos a seguir este jueves a las 10 tendrán una reunión con el Ministerio de Trabajo “para mediar un cierre de esta desprolijidad

El Popular