De puño y letra

0
189

¿Llegó el momento de debatir la minería?: La reunión con Aranguren. Las necesidades de los intendentes. Qué dice Arcioni. Las cuentas de la provincia siguen complicadas.


(Por Renato de la Cruz)

Hay un viejo refran que dice…

… «la necesidad tiene cara de hereje». En el momento en que la Provincia y las municipalidades pasan un ahogo financiero importante, la minería como «tema» general, y más particularmente la explotación del proyecto minero Navidad, en la meseta chubutense, han salido del cajón. Un asunto incómodo porque no hay licencia social para hacer minería, especialmente en la cordillera chubutense, y porque Mario Das Neves dejó un legado: «No», aunque hay quienes dicen que la negativa del líder fallecido tenía que ver más con las condiciones para hacer minería, que a la actividad en sí.

De todos modos, en junio, Das Neves se opuso a un pacto federal minero y amenazó con expropiar o cobrar fortunas impositivas a quienes comprasen campos improductivos en la meseta central, especulando con las intenciones del Gobierno nacional de impulsar la minería. Fue de las últimas manifestaciones públicas fuertes de Das Neves en contra de la minería. Y el gobernador Mariano Arcioni ha heredado ese legado antiminero. Tal vez, la palabra más exacta sería decir que «carga» con ello.

De todos modos y antes de plantear cualquier debate, hay que recordar que en Chubut rige una ley, la 5.001, absolutamente restrictiva del uso de cianuro y de la modalidad de explotación minera «a cielo abierto». Sin embargo, pocos recuerdan que la ley plantea una «zonificación» que nunca se hizo, y la definición de lugares de la provincia en la que podría estar exceptuada la prohibición. Aquella «zonificación» debía hacerse por ley. Hubo un intento de «marco minero» que fracasó estruendosamente.

Dividir la provincia en zonas…

…fue en su momento la salida que vieron las propias mineras para saltear la 5.001 en Chubut. Pero cuidado: si esas zonas son simplemente de límites «políticos», para dejar la cordillera y los principales cursos de agua de la provincia afuera de la minería, se estaría cometiendo un error. Para volver a discutir la minería en Chubut, haría falta que organismos nacionales, provinciales, supranacionales, hicieran un relevamiento y mapas hidrológicos actualizados, para saber por dónde anda el agua de la provincia. Y así, empezar a pensar en el proyecto Navidad, y en otros 600 cateos posibles en territorio provincial.

Ninguna discusión será posible si no sabemos dónde está el agua.

Mineria, es también política…

… y el que parece haberlo entendido mejor en esta etapa de la vida institucional de la provincia, es el intendente de Puerto Madryn Ricardo Sastre. Para sus colegas intendentes, para el gobierno, para la dirigencia política, es imposible dividir las intenciones del «mellizo», que quiere ser gobernador de Chubut, de su impulso propio y personal de la minería, en el que acaba de embarcar a varios intendentes de la Comarca, Adrián Maderna, el más importante en cuanto a población. Sastre, que dialoga de modo frecuente con representantes mineros, está convencido que la actividad extractiva en la meseta central (donde cuenta con el apoyo de los intendentes locales, especialmente Mario Pichiñán, de Paso de Indios), está convencido que la minería tendrá un efecto «derrame» (perdón por la palabra) sobre Madryn, Trelew, Gaiman, Dolavon y Rawson, pero no sólo por la mano de obra, que sería poca en estas ciudades, sino como centros de servicios y proveedores del proyecto Navidad, cuya propietaria es -de momento- la canadiense Pan American Silver. Una de las mineras mundiales más sólidas, cuyos accionistas parecerían estar cansados de los vaivenes de la vida política chubutense.

Sastre reunio a los intendentes…

… en su despacho en la semana que pasó. E hizo una de esas jugadas que salen de vez en cuando. Delante de sus invitados, pidió que le comuniquen con la privada del ministro de Energía de la Nación Juan José Aranguren. Atendió una secretaria, y Sastre se presentó y pidió una reunión con el ministro, de parte de un grupo de intendentes de Chubut, que quería analizar proyectos productivos para la provincia, y minería. Diez minutos más tarde, el propio Aranguren se comunicó con Sastre para armar la reunión, que será este martes a las cinco de la tarde.

En esa mesa no habrá soluciones inmediatas, pero sí quedará expresada la voluntad de intendentes que si bien comulgaron con Das Neves, ahora entienden que la provincia no puede seguir dependiendo del precio del petróleo.

A la reunión con Aranguren irán Ricardo Sastre, Adrián Maderna, Mariano García Aranibar, Dante Bowen y Mario Pichiñán.

Pero a ese quinteto, que ya tenía previsto estar mañana con el ministro, se les sumarán otros protagonistas: intendentes y jefes de Comunas Rurales que recibieron invitaciones desde la Casa Rosada. El funcionario Marcelo Cano, del Ministerio del Interior y encargado de «supervisar» la política chubutense por cuenta de la Casa Rosada, se encargó puntualmente de invitar e interesar a algunos jefes comunales que incluso ya tendrían el pasaje pago.

En la previa del asado con Mariano Arcioni el último jueves en el quincho de la residencia oficial en Rawson, y esperando el arribo del Gobernador desde la Meseta, intendentes del Chusoto y de otros partidos -pero alineados con la gestión provincial- coincidieron en ir todos juntos en busca de la aprobación de un marco minero. Luego llegó Arcioni, y la conversación giró para el lado de las urgencias económicas.

«La discusion ya no es…

…minería sí, o minería no. El debate es cómo se realizará», sintetizó un intendente que hasta hace poco no opinaba sobre un tema muy sensible dentro de Chubut Somos Todos. Y a pesar de la falta de «feeling» entre Arcioni y Jerónimo García, el jefe de los diputados provinciales dasnevistas pareció allanarle al menos un poco el camino incómodo para el Gobernador. «La minería hay que discutirla, pero por proyectos», dijo Jerónimo y le faltó agregar que el Proyecto Navidad no necesita cianuro, si es a lo que intentó apuntar, en su habitual estilo cifrado. La mina de plata enclavada en la Meseta chubutense es la mayor del mundo aún sin explotar. Y el presidente Mauricio Macri está convencido que están dadas las condiciones para ponerla en actividad. Al punto que en su momento recibió a los directivos de Pan American Silver, la empresa canadiense que espera desarrollar esa mina, y le hizo un pedido especial al entonces gobernador Mario Das Neves para que los recibiera.

De aquella reunión Das Neves habló más de una vez con periodistas de este diario. Tenía en claro que las condiciones del proyecto son muy distintas a las de otros vinculados a la extracción de oro y, como el propio Das Neves relatara, no hubo ningún atisbo de negativa a asegurar regalías muy por encima de las petroleras. En el mismo oficialismo, cada vez son más los que no ven contradicción entre aquel acuerdo ambiental que firmó Das Neves en un acto en el Cine Teatro de Rawson, y la posibilidad de habilitar minería con cuidados del ambiente, sin cianuro y con controles mixtos en algunos puntos de Chubut donde la sociedad lo defina. Con esa idea estarán mañana muchos intendentes sentados frente a Juan José Aranguren. Eso sí, se esforzaron por hacerle saber a Arcioni que nada se hablará sin su consentimiento, pero abstraerse, también le dará «aire» al Gobernador esperando el momento propicio para dar la discusión.

Es que Arcioni debio tomar…

…el legado de hierro de Das Neves, y sostener el «No» a la minería. Pero es un «No» con bemoles. Es decir, dejará transcurrir la discusión. Las objeciones de Arcioni a la extracción minera no son «militantes». Ni basadas en cierto fundamentalismo ambientalista que se opondrá a todo, no importa el marco, o las condiciones en las que se explote el mineral de la tierra chubutense. Sino con el «cómo», el «por cuánto», y el «qué pasa después», preocupaciones que son perfectamente compartibles por cualquiera que sea dado a analizar seriamente la minería.

La minería es una actividad que paga pocas regalías. Sólo 3%. Por eso, las provincias se esfuerzan en acuerdos particulares con las empresas, a fin de sacarles todo lo posible: mano de obra para la gente, infraestructura social y escolar, aportes de todos los colores, acuerdos de «compre local», y otras ventajas.

Es una actividad de plazos cortos, 18 a 30 años, tras lo que el recurso mineral se fue, y los pueblos quedan en la más plena desolación. Lo vivió Catamarca.

Y, además, los cuidados ambientales deben ser extremos. Los derrames de la mina Veladero en San Juan pusieron en alerta a los gobiernos, y a los ambientalistas.

Los intendentes que se reúnan mañana con el ministro Aranguren, y con el ministro de la Producción «Pancho» Cabrera que estará en la reunión, deberán tener todos estos preceptos bien anotados. Una actividad que venga, deje fortunas y simplemente se vaya con los recursos, sin planteos estratégicos para después, no servirá más que para salvar a algunos, no para mejorar la vida de todos ni para las futuras generaciones. Ya aprendimos la lección con el petróleo.

La situacion financiera…

…de la provincia es agobiante. El año empezó muy mal por la caída del precio del petróleo, y se agravó a partir de junio. La «bicicleta» permanente de toma de deuda que debe hacerse, abarca aproximadamente a una masa salarial y media.

Es decir, la «caja» de la provincia está «un sueldo y medio» para atrás, a la hora de cubrir los 40.000 salarios estatales y los 20.000 jubilados locales.

La ley aprobada en medio de un escándalo de baja estofa la semana pasada, permitirá reconducir la deuda de más de 300 millones de pesos que ya se usaron, y firmar con Nación otros 650 antes de fin de año. Con todo, lo que se ha garantizado y a duras penas, es el salario de diciembre, y el aguinaldo. Pero la verdad es que aún no hay dinero previsto para pagar los sueldos de enero. Si a ello se suman las dificultades de los municipios, el verano será verdaderamente caliente en la provincia. Y seco de sequía absoluta.

El ministro de Economía Pablo Oca está encima del problema desde hace meses, haciendo funcionar la rueda. Y monitorea permanentemente lo que ocurre en Santa Cruz, y qué acuerdos van llevando adelante nuestros vecinos del sur, la última provincia gobernada por el kirchnerismo más puro.

En Fontana 50 saben que el gobierno de Macri no dejará caer la provincia del Chubut. De hecho, parte de la responsabilidad de lo que ocurre es de la «macro» económica nacional, la inflación local y el tipo de cambio bajo. Pero igual han puesto las barbas en remojo.

El problema es que cualquier baja de gastos, no tendrá la velocidad ni generará dinero en la medida en que se lo necesita. El ajuste es lento siempre. Pero la necesidad de pagar los salarios es urgente.

Las ideas en carpeta son varias. Una de ellas es la de conseguir antes de fin de año un acuerdo para que Nación gire a la provincia adelantos de coparticipación, que deberían ser menores a medida que mejore la actividad petrolera y que el Estado baje sus gastos. «Lo bueno es que es plata nuestra, porque es coparticipación. Lo malo es que de todos modos se trata de un adelanto discrecional… dependemos de la voluntad política del gobierno nacional», dijo una fuente oficial a este diario.

Adelantos de coparticipación, créditos del Banco Nación, aportes del Tesoro Nacional, fondo fiduciario para las provincias, todo es posible. Pero ninguno resuelve el problema de fondo. Ya no generamos tanta riqueza como necesitamos. Y eso sí, es un problema estructural y grave.

La foto de la semana

Será recordada como una de las sesiones más vergonzantes en la historia legislativa de Chubut. Y eso que nuestra Casa de las Leyes ha sido pródiga en escándalos. El miércoles se hizo la sesión especial para aprobar la prórroga del endeudamiento. Los insultos llegaron al calibre grueso. Lo mismo que el destrato, y la falta de comprensión de los verdaderos problemas de la provincia. De todos modos, fue un hecho político importante, porque el oficialismo pudo imponer la mayoría que supo «moldear» desde las elecciones de 2015. Por eso, es la foto de la semana.

El día en que la UCR volvió al Congreso

Hay que hacer memoria para recordar quiénes fueron los últimos radicales en llegar a la Cámara de Diputados de la Nación por nuestra provincia. En 2001, aunque ganó el PJ, ingresó Gustavo Di Benedetto. Y en 2003, cuando también ganó el PJ, Rafael Cambareri consiguió la reelección. Nunca más ingresó un radical, hasta que este año lo consiguió Gustavo Menna. Un logro importante que lo proyecta como «el futuro» de la UCR local. En la foto, aparece jurando junto a la también chubutense Rosa Muñoz, quien ocupó la banca a la que renunció Arcioni.

Las vueltas de la historia. Los últimos radicales en llegar a la Cámara de Diputados antes de Menna, terminaron aliados de Das Neves. Di Benedetto falleció siendo miembro de Chusoto. Y Cambareri es hoy uno de los principales consejeros de Mariano Arcioni.

… Se dice que

…un posteo en la red social Twitter de Mariví Das Neves, una de las herederas del ex gobernador, causó revuelo. Se refería a la contratación del ex secretario de Información Pública de la Provincia, Daniel Taito, por parte de importante intendente. Aunque su posteo fue un «enigmático», parece que varios acertaron a la primera intención.

…Taito, como todo el mundo sabe, fue uno de los hombres del riñón de Das Neves, casado

con una sobrina del fallecido gobernador,

hasta que se pelearon a muerte. Luego, fue el

jefe de la comunicación del gobierno de Martín Buzzi.

…el «hermano Daniel», como se le conoce popularmente en los recovecos políticos de la provincia, lleva algún tiempo trabajando con los Rodríguez Saá, y en discretas comunicaciones, hizo saber que tenía dos años más de contrato en San Luis, y que no tenía pensado volver a Chubut. Aunque reconoció haber recibido parvas de llamados consultando la especie.

…sin embargo, y averiguando un poco, este diario pudo comprobar que la contratación para «importante intendente» existió, pero sólo para el trabajo puntual de una encuesta.

 

…en Trelew la preocupación por la inseguridad va en aumento. Esta semana, el intendente Maderna, el secretario de Gobierno Laly Maza, jefes policiales y el ministro de Gobierno Pablo Durán, mantendrán una reunión. Nadie le encuentra la vuelta al crecimiento de la violencia.

…el jueves, cuando el asado en la residencia oficial ya estuvo servido y el anfitrión Mariano

Arcioni había llegado, el planteo de los intendentes pasó por urgencias como la liberación de

los fondos del bono provincial para poder pagar sueldos.

…en esa cena, todos dejaron en claro que, si no tienen esa alternativa, no podrán afrontar el compromiso de los aguinaldos. Arcioni avisó que no dará marcha atrás con el veto a la reforma de la Ley

que impulsó el diputado Alfredo Di Filippo habilitando para gastos corrientes ese bono que es

para obras.

Pero el Gobernador liberó a los intendentes para que lo acuerden con los diputados, y les dijo que no pondrá trabas en la Legislatura.

…algunos ya invirtieron parte de ese bono en obras. Es el caso de Trelew, que usaron ya el 51% de los fondos.

…pasada la sesión del escándalo, la semana pasada, aún quedan asuntos legislativos que el gobernador Arcioni debe pasar. La aprobación del Pacto Fiscal que firmaron las provincias, es uno de ellos. Y la prórroga de una ley de emergencia económica que frene posibles embargos contra el Estado.

…el intendente Adrián Maderna se preocupó de decir en todos lados, que no participaría ni como agrupación política ni como municipio, en las

elecciones de la Cooperativa de Trelew.

Pero se ve que olvidaron avisarle al coordinador cultural de la Municipalidad, Daniel «El Turco» Neil.

O, por lo menos, que no «arme» para José Ramón en audios de WhatsApp. Siempre hay alguien que los filtra.

…el senador Alfredo Luenzo no se habría ido realmente de Chusoto. Sino que, con su bloque unipersonal, se sumó al «Argentina federal» de Pichetto. Es decir, al peronismo sin Cristina. Juan Mario Pais también hizo un bloque unipersonal que se llama «PJ-Chubut», y lo sumó a las huestes peronistas que no comulgan con la ex presidenta

Diario El Chubut