Fabricantes de artículos para el hogar se lanzan a la búsqueda de oro

0
425

Mirgor, Newsan y BGH, entre otras ensambladoras fueguinas invirtieron u$s 250 millones para comenzar a operar en su primer proyecto del sector minero


por  FLORENCIA LENDOIRO

La aventura no comenzó por casualidad aunque sí un poco por improvisación. Hace casi cuatro años, unas 20 compañías que ensamblaban electrodomésticos en Tierra del Fuego aportaron capitales para formar un fideicomiso que decidió invertir en algún sector de la economía real.

Eran tiempos de cepo cambiario, en los que se exigía una compensación de quienes demandaban dólares para importar sin exportar, el exacto caso de empresas como Mirgor, BGH y Newsan que ingresaban insumos del exterior para ensamblar artículos para el hogar y tecnológicos bajo los beneficios del régimen impositivo fueguino, con su consecuente demanda de dólares.

Así formaron la Compañía Inversora en Minas (Ciminas), la firma que compró a la minera IRL el proyecto Don Nicolás en el Macizo del Deseado, distrito geológico del norte de Santa Cruz. En aquel momento, pagaron unos u$s 85 millones para quedar como únicos dueños del emprendimiento que apenas estaba en etapa de exploración.

Ayer, esa mina de oro y plata inauguró sus operaciones, tras una inversión de u$s 250 millones. Técnicamente, se trata de la puesta en marcha de la mina ubicada a unos 300 kilómetros de la ciudad de Comodoro Rivadavia. Según relató a El Cronista el gerente general de Don Nicolás, José Luis Fornes, se trata de una iniciativa “audaz” y es positivo que sea un proyecto que está bajo el paraguas de empresas tecnológicas que aportan todo su conocimiento e innovación para maximizar los recursos de la mina. Además, “destierra todos los lugares comunes en los que se caen cuando se critica al sector, que suele estar comandado por firmas extranjeras a las que se acusa de llevarse los recursos”, dijo.

Para el secretario de Desarrollo Minero Mario Capello, que encabezó el acto de inauguración, la mina tiene potencialidad para ser considerada un emprendimiento de clase mundial, aun cuando es mucho más pequeña que otros emprendimientos en el país como Veladero, Cerro Negro o La Alumbrera.

El proyecto Don Nicolás está ubicada en el paraje Tres Cerros y sus reservas de 469.000 onzas de oro y 718.000 onzas de plata se basan en los dos grandes depósitos conocidos como La Paloma y Martinetas.

La explotación dará empleo a 210 trabajadores en mina, de los cuales 170 son de la provincia de Santa Cruz, y se estima que su puesta en marcha generará unos 150 proveedores por su demanda de servicios, alimentos, vestimenta, y todo tipo de insumos y tecnologías.

En el acto de inauguración, Capello destacó que “Santa Cruz entendió que los tiempos de la minería son muy distintos a los de la agricultura o la ganadería, y eso ha hecho que se haya convertido en la primera productora de oro y plata de nuestro país”.

El funcionario resaltó además las medidas adoptadas por el gobierno del presidente Mauricio Macri para incentivar la actividad minera con lo que “le devolvió competitividad a las economías regionales al quitarles las retenciones que alejaron las inversiones del país. La unificación del sistema cambiario, el fin del cepo y la libre disposición de divisas empieza a dar sus resultados: En Santa Cruz arrancó Don Nicolás, acelera muy cerca la puesta en marcha Cerro Moro, Manantial Espejo alargó un año sus operaciones, todas prolongaron su vida útil y retoman las tareas exploratorias que le garantizarán la continuidad del desarrollo”, concluyó.

El Cronista