Investigan porque un camión de Gendarmería cargaba cemento de Bolivia a Jujuy

0
254

Un extraño y alarmante situación dio a conocer la prensa de la ciudad boliviana de Villazón. Se trata del supuesto contrabando por parte de personal perteneciente al Escuadrón 21 de Gendarmería Nacional.


Las imágenes fueron captadas por transeúntes cuando el vehículo oficial estaba estacionado en un predio boliviano. De momento desde la Fuerza Nacional no se emitió ningún comunicado al respecto de la “extraña” situación.

Según la fuente a la que consultó El Tribuno de Jujuy, todo transcurrió en la tarde del jueves último al otro lado de la frontera es decir, en la vecina ciudad de Villazón, Estado Plurinacional de Bolivia. Pero recién pudo conocerse en las últimas horas gracias a las fotografías que fueron tomadas por un vecino villazonense.

En el lapso de esa jornada un camión perteneciente a la Fuerza Nacional, cruzó hacia la vecina ciudad boliviana, hasta llegar detrás del cuartel del Ejercito, ubicado en el acceso norte de Villazón. En esa zona normalmente se estacionan varias unidades de transporte pesado.

Siempre siguiendo la fuente consultada, el rodado de Gendarmería llegó ahí para cargar cemento marca “El Puente”, de origen boliviano.

También señalaron que fue un equipo completo y posteriormente trasladado hacia La Quiaca.

Es todo una incógnita saber fehacientemente si el material de construcción fue ingresado por el paso internacional para ser sometido al control correspondiente, o lo hizo por un lugar no habilitado.

Lo concreto es que los medios bolivianos exigieron a las autoridades aduaneras de su país un mayor control debido a que no sería la primera vez que sucede un hecho de similares características, pero si la primera vez que fueron captados.

Desde la Fuerza Nacional no informaron si el material pagó los cánones aduaneros correspondientes. Ni mucho menos si era para alguna obra para mejorar las instalaciones y dijeron desconocer que un vehículo haya salido del país.

El hecho causó indignación en los comerciantes quiaqueños y se debe investigar a fondo para saber si el hecho es un nuevo caso de “dumping”. Es decir que, toda vez que se vende una mercadería determinada, a precio más bajo que el de su venta en el mercado, ocasionando con dicha práctica un daño o amenaza de daño grave a una rama de producción nacional. En este caso los perjudicados serían los corralones quiaqueños.

Pudo saberse que la bolsa de cemento boliviano tiene un costo de 145 pesos argentinos en Villazón, mientras que en La Quiaca los de primera marca nacional $230.

Se espera en las próximas horas desde la jefatura del Escuadrón 21 emitan un comunicado al respecto.

El Tribuno