Analista argentino destaca mensaje del presidente de China Xi para reunión Foro China-CELAC

0
284

El analista argentino Patricio Giusto destacó la invitación del presidente de China, Xi Jinping, a que países de América Latina participen activamente de la Iniciativa de la Franja y la Ruta, al señalar que incluye un mensaje de beneficio mutuo y desarrollo común que ya se está materializando.


En entrevista con Xinhua, el politólogo, magister en Políticas Públicas y docente universitario, se refirió al mensaje de felicitación del presidente Xi para la II Reunión Ministerial del Foro China-CELAC (Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños), celebrado en la ciudad chilena de Santiago, y a la perspectiva del vínculo entre ambas partes.

“En su carta de salutación al II foro China-CELAC, Xi ratificó que la relación con America Latina y el Caribe está caracterizada por la equidad, el beneficio mutuo y el desarrollo común. Este ideario está en clara sintonía con lo expresado en discursos previos de Xi al referirse a la región”, dijo Giusto.

Para el experto, “la cooperación avanza en múltiples ámbitos y con acciones concretas. Los pilares de Xi para las relaciones con los países de la CELAC ya se están materializando en acciones muy concretas de China”.

“Más allá de la complementariedad económica natural entre China y los países de América Latina, es clave para el progreso de las relaciones la vigencia inalterable del principio chino de cooperación internacional basada en la no intromisión en los asuntos internos de otros países y desprovista de connotaciones ideológicas”, destacó el titular de la consultora Diagnóstico Político.

Giusto remarcó que “el presidente Xi, que ya realizó varias giras por la región, propuso cinco pilares para regir las relaciones entre China y los países de la CELAC, marcando una clara continuidad con los preceptos y políticas de sus antecesores”.

Se trata, dijo, de “sinceridad y confianza mutua en lo político; cooperación y ganancia compartida en lo económico-comercial; aprendizaje recíproco en lo cultural; estrecha coordinación en el plano internacional; y fomento mutuo para la cooperación en conjunto en el marco de las relaciones bilaterales”.

En ese marco, dijo el analista, deben interpretarse las palabras del presidente Xi, que en su carta sostuvo: “Hoy día, vamos a plasmar un nuevo plan maestro de la construcción conjunta de la Franja y la Ruta y forjar una ruta de cooperación transpacífica, con vistas a conectar y estrechar aún más nuestras fecundas tierras de China y América Latina y el Caribe, dando inicio a una flamante era de nuestros vínculos”.

El experto consideró “toda una señal de la relevancia que China le asignó a este foro la presencia del ministro de Relaciones Exteriores, Wang Yi, quien retransmitió la carta de salutación escrita por el presidente Xi. Al mismo tiempo, fue notable la activa participación y el interés sobre la relación con China manifestado por parte de los 33 países miembros de la CELAC”.

“En Chile, China volvió a demostrar que confía y apuesta fuerte por el desarrollo y la integración con América Latina y el Caribe. Las inversiones ya están en marcha y se han sumado nuevos proyectos, en sectores clave como energía, minería y transporte”.

Al mismo tiempo, dijo, “China ha abierto nuevas cuotas de mercado para que la región pueda vender mayor cantidad y variedad de productos elaborados. Chile se presenta como uno de los mejores ejemplos regionales de exitoso aprovechamiento de esa fantástica oportunidad, dada por el exitoso modelo de desarrollo económico chino”.

“Latinoamérica es una región muy necesitada de las inversiones en infraestructura y de la explosiva demanda del mercado chino. Frente al vacío originado por el progresivo repliegue de los Estados Unidos en la región, China se ha consolidado como el principal socio comercial y primera fuente de inversión extranjera directa para la mayoría de los países que integran la CELAC”, enfatizó Giusto.

Entre enero y noviembre de 2017, el comercio entre China y los países de Latinoamérica y del Caribe registró 233.760 millones de dólares, un 18,3 por ciento más con respecto al mismo período del año anterior.

Además, en 2016, la inversión directa de China en América Latina llegó a 207.150 millones de dólares, un 15,3 por ciento del total de la inversión directa china en el extranjero. América Latina se ha convertido en el segundo destino de la inversión directa china.

En ese contexto, el experto instó a la región a tomar nota de las propuestas de Beijing: “No es razonable seguir desaprovechando las oportunidades que ofrece China. Por ello, evaluar seriamente la posibilidad de establecer acuerdos de libre comercio es una acuciante cuenta pendiente para el resto de los países de la región, tengan o no salida directa al Océano Pacífico”, sostuvo.

Apuntó que el futuro de Latinoamérica para las próximas décadas está en la relación con China a través de la Nueva Ruta Marítima de la Seda y con el resto de los países y regiones del Asia-Pacífico.

Xinhua Español