Santa Cruz: burla a los trabajadores mineros, la empresa desmiente las reincorporaciones

0
211

La intervención aclaró que no va a retrotraer los despidos que hubo hasta el momento, hasta tanto no acepten la caída de los derechos del convenio colectivo de trabajo.


Los cuatro sindicatos agrupados en la intersindical, junto a varias autoridades locales y provinciales se reunieron con los representantes de la intervención del macrista Omar Zeidán para llegar a alguna solución de los más de 400 despidos que hay actualmente.

La reunión se había realizado en la Administración de Yacimientos Carboníferos Fiscales en horas de la tarde del miércoles 24 de enero. Una enorme movilización acompañó a los mineros en lucha, se concentraron fuera del edificio a la espera de buenas noticias.

Cerca de las 17 horas salieron los gremios y las autoridades locales anunciando que se suspendían todos los despidos, que los trabajadores debían presentarse a trabajar normalmente y habría una nueva reunión con los representantes de la intervención el día lunes 29 de enero en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, para seguir discutiendo puntos más de acuerdos.

El clima de alegría que surgió de los trabajadores era enorme, pero duró poco. La empresa luego desmintió el acuerdo y afirmó que siguen los despidos vigentes hasta el próximo lunes. Una burla a todos los trabajadores y a comunidad.

Esto provocó una indignación profunda en toda la comunidad de la cuenca carbonífera que empieza a discutir cuales serán los pasos a seguir para derrotar definitivamente con la política de ajuste que intenta aplicar Cambiemos.

Habrá nuevas acciones a seguir, mientras la intervención pidió una dotación de 200 gendarmes para reprimir en caso de radicalizarse las medidas de fuerzas.

Todo esto demuestra que Omar Zeidán se juega doblegar la lucha de los mineros y que acepten perder todas sus conquistas logradas en el convenio colectivo de trabajo para no seguir despidiendo.

Pero los mineros no están dispuestos a aceptar la derrota y están acompañados por toda la comunidad. Sólo falta que se nacionalice el conflicto minero.

La Izquierda Diario