Según Cabrera “Para los inversores, las dudas sobre Argentina quedaron atrás”

0
187

“A veces los sindicatos confunden tecnología con decisiones del Gobierno”, sostuvo Cabrera desde Davos. Mencionó que hay interés en invertir en energías renovables


por  MARIA IGLESIA

El ministro de Producción, Francisco Cabrera, aseguró que los potenciales inversores en Davos ya no plantean temores sobre la Argentina. En diálogo con El Cronista desde la ciudad suiza donde se lleva a cabo el Foro Económico Mundial, mencionó ayer los sectores en los que se encuentran interesados en invertir, repasó la agenda (en la que acompaño a Mauricio Macri en varios encuentros) y contó que tuvo que entretener a Bill Gates mientras el empresario esperaba para reunirse con el presidente, que en ese momento estaba en una bilateral, a solas, con Angela Merkel. “Hablamos que las nuevas tecnologías hoy son un hecho y ponderamos el talento argentino en este tema. Gates adora Argentina”, aseguró.

¿Qué temores o interrogantes sobre el país transmiten los potenciales inversores?

La verdad es que ahora ninguno. El año pasado sí vimos que había temores sobre si la política esta que estamos llevando a cabo iba a quedarse. Pero ahora, seguramente tras las elecciones de octubre pasado, estas dudas quedaron atrás. Ya ven que la Argentina se está consolidando.

¿Cuáles son los principales sectores en los que se muestran interesados en invertir?

Vimos que hay mucho interés en energía, sobre todo en renovables; en minería; en sectores que invierten en infraestructura; también industriales, como en el automotriz o productores de motos, por ejemplo. Luego también nos encontramos con representantes de Unilever, que el año pasado ya hicieron anuncios por u$s 320 millones. Es una amplia gama.

¿Hubo anuncios de inversión?

Acompañé al presidente en la reunión con Mitsubishi, que decidió invertir en infraestructura y en alimentos en la Argentina. También estuve con Mauricio Macri en la reunión con el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau,

¿Con qué otros hubo encuentros?

Tuvimos una bilateral con la empresa Cargill. Si bien no hay noticias de una gran inversión, sí quedaron en seguir trabajando en el país. Más tarde, en un panel titulado “Construyendo el futuro de la producción”, del que fui co-anfitrión, se evaluó el impacto que tienen las nuevas tecnologías en las formas de producir. Lo más interesante fue que la persona que fue moderadora, Sharan Burrow, es la secretaria general de la Confederación Internacional de los Sindicatos. Es que dentro de la cuarta revolución industrial a veces hay temores de pérdidas de trabajo, por lo tanto es muy interesante que estén sentados a la mesa.

¿Tienen desde los sindicatos una mirada positiva en este aspecto?

Sí, la tienen. Lo que pasa es que los sindicatos en estos países se dan cuenta de que es inevitable que se den las nuevas tecnologías.

Usted dice “en estos países”, ¿no ocurre eso en la Argentina?

En la Argentina todavía hay muchos sectores sindicales que tienen cierta desconfianza de la tecnología. A veces la confunden con decisiones del Gobierno. Hay que considerarla y trabajar con ella. Nosotros somos optimistas sobre la incorporación de nuevas tecnologías. Estas pueden ayudar a las Pymes, ya que con baja escala podrían tener una cadena de producción propia.

¿Cómo se vivió la jornada en el lugar reservado para la Argentina?

Fue un acierto tener este lugar. Casa Argentina concita mucha atención. Mauricio Macri llegó en horario del almuerzo con los empresarios. Había del sector financiero, minero, petrolero, industrial, entre otros, que eran de diversos países. Eran alrededor de 50. En medio de la presentación llegó la canciller Angela Merkel, que caminó entre los empresarios hasta saludar al presidente. Luego subieron al primer piso donde mantuvieron una charla a solas. En ese momento llegó Bill Gates, y hubo que entretenerlo hasta que lo pudiera recibir Mauricio.

¿De qué hablaron con Gates?

Mientras esperaba charlé con él sobre tecnología. Hablamos que las nuevas tecnologías hoy son un hecho y ponderamos el talento argentino en este tema. Gates adora Argentina. También sobre la importancia de la tecnología en las Pymes, cómo su incorporación cambia el rumbo muchas veces. Y la importancia de que los dueños de las empresas se animen a incorporarla para poder hacer el cambio productivo necesario. Fue muy importante lo que pasó, que el presidente recibiera a Angela Merkel, a Bill Gates y a empresarios en la Casa Argentina.

¿Hay novedades hay sobre la apertura de Amazon?

No vinieron a Davos sus representantes. Aún no se tomó la decisión. Estamos siguiendo el proceso en detalle. Va a terminar instalando un centro masivo de datos en la Argentina, seguramente este año.

El Cronista