Chubut: advierten que la provincia no puede pagar su deuda

0
319

En medio de una crisis financiera con fuerte condimento político, que se agravó en los últimos meses, el gobernador de Chubut , Mariano Arcioni, advirtió que la provincia no puede pagar los vencimientos de deuda que tiene pendientes y pidió a la Legislatura que apruebe el pacto fiscal y la ley de emergencia, que le permitirían renegociar el pasivo.


Arcioni anunció que convocará a una nueva sesión extraordinaria de la Legislatura la primera quincena de febrero. Enfrenta un panorama complejo. La convocatoria anterior, el 9 del actual, fracasó por el rechazo del kirchnerismo, que es mayoría en el cuerpo. Además, parte del dasnevismo sigue resistiendo su asunción como reemplazante de Mario Das Neves, que murió en octubre del año pasado.

En este contexto, Arcioni pidió a los legisladores que “dejen de lado las mezquindades políticas” y advirtió: “Si hoy no sacamos todos juntos la provincia adelante, no la sacamos más”.

Chubut tiene un déficit mensual de $700 millones y acumula vencimientos de deuda por US$1060 millones hasta 2026. Este año, debe cancelar unos $7000 millones. A ese panorama se le suma la caída de ingresos por la baja de las regalías petroleras.

La demora en la aprobación del pacto fiscal, que Chubut firmó con la Nación en noviembre, implica que la provincia deja de recibir $1400 millones del Fondo Federal Solidario (Fondo Sojero). Además, demora las autorizaciones para tomar deuda y otras transferencias.

La ley de emergencia, en tanto, fue modificada por la Legislatura. El gobierno de Arcioni necesita que antes de que sea aprobada los legisladores acepten volver al proyecto original, que preveía la posibilidad de renegociar la deuda.

Según Arcioni, la reestructuración que reclama permitiría reducir la tasa de interés del 9 al 5%, con tres años de gracia.

Más allá de su reciente acercamiento a Mauricio Macri -el Presidente lo eligió para su primer acto público del año e intercambiaron elogios-, hombres de Arcioni se quejan de la falta de ayuda de la Casa Rosada en un momento que no dudan en describir como “crítico”. Apuntan como ejemplo que la Nación les adeuda fondos para obras.

En la Casa Rosada negaron chispazos con el gobernador y, como muestra de buena voluntad, mencionaron un préstamo de $400 millones y un adelanto de coparticipación de $350 millones. “Estamos mandándole fondos que no enviamos a otras provincias”, dijeron a LA NACION desde el Ministerio del Interior.

“Lo de Chubut es más un tema político que de insolvencia. La provincia tiene un tema particular con el petróleo, es cierto, por eso el Gobierno quiere que pueda empezar a desarrollar la minería y explotar proyectos como el de Navidad”, analizó ante LA NACION Leonardo Chialva, socio de Delphos Investment. “Hoy [por ayer] no vi demasiado impacto. Los últimos dos meses no fueron buenos para los bonos de la Argentina en general”, añadió el especialista.

Con la colaboración de F. Donovan

La Nación