Desafíos del coche eléctrico: Una nueva técnica de extracción permite fabricar baterías de forma menos agresiva

0
457

El proceso será posible gracias a una membrana que extrae iones-litio sin procesos químicos.


Uno de los argumentos de en contra del coche eléctrico es lo insostenible que resulta la fabricación de baterías, aunque estas se puedan aprovechar en la posteridad para otros usos que vayan más allá del coche eléctrico.

De hecho, las emisiones más altas de un vehículo eléctrico se producen en el momento de su fabricación. Más o menos la mitad de las emisiones proviene, precisamente, de la fabricación de la batería, algo que prioriza la investigación en este sentido.

LA MEMBRANA MÁGICA

Uno de los problemas a la hora de fabricar una batería ion-litio es la extracción de este material. Un equipo de científicos de Australia y Estados Unidos han publicado un estudio donde hablan, en resumen, de una nueva membrana capaz de extraer iones de litio sin procesos químicos (con un ‘bonus’: También es capaz de producir agua potable).

Esto es posible gracias a unos materiales metal-orgánicos, que son capaces de almacenar, capturar y liberar moléculas de forma muy efectiva, algo que permitiría que este proceso de extracción fuese menos costoso y agresivo de lo que es ahora.

Ahora mismo se usan tratamientos químicos para extraer litio del agua del mar, concretamente en rocas y salmueras, que se encuentran en países como Argentina, Chile y Bolivia; algo que pone en compromiso el patrimonio natural de la zona, además de sus habitantes.

Así que para salvar el planeta de los coches que, precisamente, venían a salvarnos de todos los problemas de contaminación que habíamos provocado anteriormente, deberemos empezar a buscar nuevas soluciones. Y esta podría ser una de ellas.

El Periódico/Motor