Chubut: Adelanto: los decretos que firmará Arcioni en los próximos días (y de yapa discusión minera)

0
212

Varias certezas quedaron para el gobierno de Chubut tras el nuevo fracaso en el ámbito legislativo, según cuentan algunos de sus integrantes, para que se aprobara la emergencia económica y el pacto fiscal.


COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR/Por Raúl Figueroa)

Uno es el hecho de que deberá empezar a gobernar sin esos dos instrumentos, por lo que Mariano Arcioni prepara una serie de decretos que van desde la reorientación del transporte educativo gratuito sólo para casos estrictamente necesarios, hasta el recorte de horas extras y guardias para reducir gastos del Estado. Entre las medidas, se apuntaría también a lanzar la convocatoria a empresas constructoras para la participación público-privada en la realización de obras. ¿Se reglamenta también la zonificación para habilitar proyectos mineros?

La segunda certidumbre es que los referentes políticos de la provincia no tienen manejo sobre los diputados, ya que por un lado hubo compromisos de avalar aquellas iniciativas en boca de los popes y por otro cada diputado hizo lo que le pareció en el momento.

DESDOBLAMIENTO SALARIAL Y CONFLICTO DOCENTE

Una tercera convicción, en todo caso más amarga y de efectos incluso más preocupantes, está dada por el hecho de que el Ejecutivo prepara, a partir del trabajo que realiza el nuevo equipo económico, un esquema de desdoblamientos para el pago de sueldos a los empleados públicos. En ese plano, los malabares financieros pasan por la búsqueda de respuesta a una pregunta directa: ¿se terminará de pagar el salario dentro del mismo mes, o habrá un corrimiento paulatino de la masa salarial? Un interrogante que por ahora no tiene respuesta concreta.

En ese contexto, la apertura de discusión paritaria con el sector docente, convocada para este miércoles, encuentra un planteo de antemano: “no hay posibilidades de discutir un porcentaje de aumento, cuando no sabemos cómo pagar los salarios actuales en tiempo y forma”, se escucha decir entre los funcionarios con poder de decisión. El resultado, previsible, ya fue anunciado también desde el gremio, con medidas de fuerza programadas para la primera semana de clases.

Tampoco hay certezas de que la aprobación del pacto fiscal y la emergencia económica hubieran evitado por completo este panorama de recortes absolutos. En todo caso, la renegociación de la deuda hubiera permitido contar con más aire, pero ahora que se sabe que el Estado nacional asistirá con los vencimientos del bono, como ocurrió la semana pasada, hay cierto alivio y la estrategia apuntaría a que Nación refinancie toda la deuda de Chubut con los acreedores externos, transformándose en un único acreedor de la provincia. Vale recordar, el gobierno afronta una deuda de 650 millones de dólares y esta semana tuvo un primer vencimiento por 708 millones de pesos, que fueron aportados por Nación para evitar la caída en default.

REFERENTES SIN TROPA

Superada la frustrada expectativa por encontrar eco en la Legislatura, en el Ejecutivo no se cansan de afirmar que “Mariano hizo una alianza con la gente, por fuera de la política tradicional”, tras el quiebre con no pocos sectores del peronismo. “Nos cansamos de la extorsión y del chicaneo”, aseguran, mientras desde Legislatura hay respuestas igualmente filosas: “hicieron alianza con las amas de casa y los empresarios, pero se olvidan de venir a dialogar con los diputados; le están errando en los intermediarios”, aseguraron diputados del FPV que incluso estaban dispuestos a sustraerse del juego más duro de ese sector, referenciados en Gabriela Dufour y Blas Mesa Evans. “Aquí algunos se juegan temas personales y buscan negociar sus propias causas judiciales en contra, pero están desestabilizando a otro gobernador de Comodoro”, se escuchó decir desde un despacho de la casa legislativa, en un descargo que se pareció más a una sesión terapéutica que a un planteo político. Sin embargo, el Ejecutivo tampoco pudo colar su intención en esos intersticios.

Tampoco sirvieron los posicionamientos firmes de los principales referentes del peronismo: Carlos Linares jugó una carta fuerte a favor de Arcioni, al cuestionar a los diputados que se negaban a sesionar (llegó a exigir “gobernabilidad”), pero ello no tuvo efectos visibles a la hora de sentar a algunos de los diputados comodorenses en sus bancas (David González, Viviana Navarro o Gustavo Fita, por caso). Néstor Di Pierro escuchó decir que su sillón en YPF está en juego (al parecer, las presiones no van en una sola dirección) si no garantizaba el voto de “su” diputado, pero Brúscoli no dio señales de alinearse. Loma Ávila se cansa de reclamar el acompañamiento para el pacto fiscal y la emergencia, pero al parecer el “mudo” (recordado apodo por su capacidad oratoria) Gómez también se volvió “sordo”. Y cuentan que también Eliceche y Yauhar habían prometido apoyo de los suyos, pero el mensaje no llegó a la Legislatura.

Por el lado de Cambiemos tampoco hubo voluntad: con alusiones al costo de la sesión extraordinaria, estimado en 100.000 pesos en pago de horas extras, sus integrantes plantearon que sería más oportuno aguardar al inicio de sesiones ordinarias, además de pedir precisiones sobre la emergencia y el pedido de nuevo endeudamiento por 12.000 millones de pesos. Hubo especulaciones de que el bloque actuó así en represalia a la ausencia de Arcioni en Telsen, el martes para escuchar a Aranguren sobre la minería, pero en todo caso ya resulta una anécdota: “también el gobierno nacional tendrá que mover al bloque de Cambiemos si le interesa la adhesión al pacto fiscal”, desafían desde Fontana 50. Y el Chusoto, en fin, tampoco pudo completar las 8 presencias, a raíz de las vacaciones de Mario Mansilla, según informó el propio gobernador.

DECRETO ÓMNIBUS

En base a este panorama, el gobernador lanzaría en los próximos días un decreto ómnibus para el recorte de gastos en el ámbito provincial, que involucra la limitación de horas extras, horas de guardia y la licitación para privatizar el sistema de reconocimientos médicos (en una cruzada lanzada contra las licencias excesivas, según se viene planteando).

Además, se apunta a dejar sin efecto la universalización del TEG: el transporte gratuito sólo beneficiará a estudiantes y docentes que justifiquen un nivel de ingresos muy bajo, según el sistema que preparan para lanzar. Lo mismo ocurrirá con las tarifas de servicios eléctricos, particularmente en el interior provincial, donde el subsidio dejará de ir a las cooperativas para reorientarse a los usuarios que no puedan pagar.

La llegada del nuevo equipo económico, basado en el tándem Garzonio-Tarrío, trajo nuevos aires. No por soluciones inmediatas, pero sí por la experiencia como pilotos de tormenta en gestiones anteriores (cuando asumió Garzonio en 2003, el banco Chubut estaba fundido, mientras que Tarrío logró encauzar las finanzas de Madryn, luego de que estuviera al borde del colapso, se menciona como antecedentes válidos) y hay confianza en que podrán poner algunos mecanismos en marcha. Así, el gobierno pasó de la desazón y el “todo o nada” por el pacto fiscal y la emergencia, a “vamos a empezar gobernar igual, les guste o no”, como mensaje para una Legislatura que se abroquela conforme el gobernador afila sus dardos, a medida que, dicen en su entorno, “se le salta la cadena” y pierde su reconocida paciencia.

Y DE YAPA, DISCUSIÓN MINERA

La apuesta es de alto riesgo, no por elección propia, sino porque las circunstancias no parecen dejar espacio para otras opciones. Pero si los salarios se desdoblan y las restricciones afectan a los servicios esenciales, sin poder garantizar el normal inicio de clases o el funcionamiento de hospitales y otros ámbitos públicos, resulta difícil esperar un desenlace optimista.

En ese contexto, el gobernador meditará en profundidad si da otro paso de alto voltaje en los próximos días: la posibilidad de reglamentar el artículo 2 de la ley 5001, que en su primer artículo prohíbe la actividad minera metalífera y a cielo abierto en la provincia, pero en el segundo determina la creación de un consejo provincial para delinear zonas donde esa prohibición tendría excepciones.

Así, como se dijo desde este espacio semanas atrás, sin haber logrado los dos instrumentos que esperaba para la navegación, la provincia se asemeja a un barco escorado, pero pone proa hacia su propio rumbo: nadie puede asegurar hoy si en el horizonte se avecina una tormenta aun peor, o si podrá llegar a un puerto seguro.

Autor: ADN Sur