Santa Cruz: YCRT entra en una semana de definiciones: pérdida de beneficios y nuevo Convenio Colectivo

0
194

Poco o nada se conoce de lo ocurrido la semana que pasó en torno a las decisiones oficiales sobre YCRT. Tanto desde la intervención como desde los gremios, se ha hecho un respetable silencio que llama la atención, debido a la virulencia del enfrentamiento que mantuvieron en los últimos días, cuando la dirigencia sindical en la cuenca atacó el patrimonio empresarial y hasta las propiedades de los funcionarios de la empresa y desde la intervención se respondió con números, estadísticas y datos sobre el déficit empresarial.


OPI pudo saber a través de sus fuentes en el Ministerio de Economía de la nación, que, independientemente de lo que por estas horas se “discuta”, “hable” o “negocie” entre los sindicatos y la intervención, el objetivo del macrismo no se cambia: la empresa es productiva o autosuficiente o se cierra, tal como lo informáramos en nuestra nota del día 17 de febrero y el camino para llegar a sostener el funcionamiento del yacimiento está basado en una reconversión sustancial de sus estructura operativa, económica y financiera, camino en el cual habrá serios recortes a los salarios de aquel personal jerárquico (desde jefes hasta Gerentes) mediante la pérdida de beneficios puntuales, el pago de ganancia como cualquier empleado y jubilados nacional, posiblemente haya tope en los sueldos (algo no confirmado), donde ninguno de un escalón menor podrá ganar más que un jerárquico, ni aún sumando beneficios e ítems del salario y el sueldo más alto será del gerente general o (como en este caso) el Interventor. Pero lo que el gobierno pretende reformular definitivamente, es el Convenio Colectivo de Trabajo, nudo principal de este conflicto, dado que los sindicatos no quieren acceder. El Ejecutivo nacional mandó a conformar uno nuevo a partir de la realidad actual y futura del yacimiento.

Sosteniendo el discurso de que los CCT son conquistas de luchas ganadas, los sindicatos pretenden permanecer con sus beneficios vigentes y desde el sector de Planificación Estratégica del gobierno nacional, le bajaron el pulgar al actual CCT, una de las claves para comenzar a transitar el camino de la resolución del conflicto en YCRT.

OPI trató de obtener la palabra del interventor Omar Zeidán, para aclarar, confirmar y/o descartar lo que se obtuvo de nuestras fuentes ministeriales, pero fue imposible obtener respuesta de los responsables de la empresa carbonífera, no están disponibles, no dan explicaciones o sencillamente no quieren hablar con OPI.

“Todos van a poder plantear lo que se les ocurra – nos dijo nuestra calificada fuente del gobierno nacional – pero si no se hace un ajuste en serio y los gremios no ven con claridad hacia delante, esto no tiene retorno y para eso hay un plazo establecido que es el último día de marzo”, concluyeron desde Economía.

En otro pasaje de la conversación con nuestra fuente, surgió el dato concreto “no hay más plata para la joda, se comenzarán a revisar los subsidios, las empresas deficitarias y los fondos que se mandan mensualmente a las provincias”, se entiende que dentro de este ajuste, YCRT no está al margen y nuestro interlocutor puso como parámetro “el desquicio” (SIC) de lo sucedido en YPF y Aerolíneas Argentinas”, siendo lacónico en este sentido “se terminó; lo decidió el presidente Macri y se los comunicó así literalmente a sus ministros”.

En cuanto a YCRT, esta semana comienza a sellars su destino, de acuerdo a los datos aportados por la fuente nacional. Se cuenta con al menos treinta días para “acomodar” la empresa y la orden (que no pudo ser confirmada con la intervención) es facilitar toda la información que requieran los gremios, abrir los números y exponer los datos del déficit, para que nadie tenga dudas y se puedan discutir datos de la realidad.

Mientras todo esto ocurre en el más absoluto silencio de parte de los sindicatos y la intervención que se reúnen en Buenos Aires, el personal que adhiere a los retiros voluntarios sigue sumándose, teniendo en cuenta las beneficiosas indemnizaciones que reciben y en otros casos, las altas jubilaciones que cobran.

Como lo expresamos en nuestra nota anterior, el kirchnerismo está apuntalando fuertemente este conflicto y está arrastrando a gran parte de los trabajadores a través de una dirigencia, en algunos casos identificadas con el mismo partido, a sostener posiciones irreductibles e inflexibles y esto actúa en contra de un acuerdo razonable, pero lo más grave, actúa en contra de la sustentabilidad del proyecto minero en la cuenca.

Al kirchnerismo le es ampliamente funcional el conflicto y altamente rentable (desde lo político) un posible cierre del yacimiento. Le serviría de excusa global para sustentar su campaña provincial y nacional en el 2019; a quien no le servirá, será al trabajador de Río Turbio, 28 de Noviembre y Dufour. Por eso y no por otra cosa es crucial lo que comience a suceder hoy en Buenos Aires y la voluntad demostrada por las partes a la hora de sentarse en las reuniones que se sucederán en los próximos días.

Agencia OPI Santa Cruz