Bicicleteada de ambientalistas de Jachal a Buenos Aires: “La ley de glaciares no se toca”

0
464

“La ley de glaciares no se toca.” El mensaje llegó desde la cordillera hasta la Plaza de los Dos Congresos luego de 8 días y 1400 kilómetros recorridos en bicicleta por un grupo de integrantes de la asamblea ambiental “Jachal No Se Toca”.


Los ciclistas le pusieron al cuerpo a un reclamo acompañado por las asambleas ciudadanas cordilleranas, organizaciones ambientalistas y sindicales, legisladores nacionales y artistas que advierten el peligro del avance en el Congreso de una modificación de la norma que protege las fuentes de agua dulce y el ambiente periglaciar ante los proyectos de las multinacionales minera, que son parte de los road show presidenciales en los viajes al exterior en busca de la “lluvia de inversiones”.

“Lo que el Gobierno y las empresas quieren ocultar es que existen más de 40 proyectos mineros de gran escala que colisionan con la ley y que podrían llevarse a cabo si logran su modificación a medida, reduciendo su zona de protección. Ello generará graves e irreversibles impactos ambientales sobre nuestras cuencas hídricas y daños irreparables en la vida de los pueblos”, advirtió Enrique Viale, presidente de la Asociación Argentina de Abogados Ambientalistas.

La “bicileteada en defensa de los glaciares” comenzó en Jachal, allí donde los vecinos denuncian desde hace años el impacto ambiental de la explotación a cielo abierto de la mina Veladero. La denuncia se transformó en reconocimiento público por parte de la multinacional canadiense Barrick Gold, que lleva adelante la explotación desde la década del ’90, en septiembre de 2015, cuando se registró el derrame de agua cianurada más grande en la historia de la minería argentina. Luego de aquel derrame, se sucedieron otros dos en septiembre de 2016 y marzo de 2017. La empresa canadiense continúa operando y consiguió aliarse a la china Shandong Gold tras un road show del presidente Mauricio Macri por el gigante asiático.

En noviembre pasado, Macri anunció en una cumbre con empresarios mineros, entre ellos Marcelo Álvarez, titular de la Cámara Argentina de Empresarios Mineros, y el multimillonario latinoamericano Carlos Miguens, director de Patagonia Gold, su intención de modificar la ley con el fin de habilitar diversos proyectos. Ante la reacción de repudio que generó, el ministro de Ambiente, Sergio Bergman, desmintió que la modificación estuviera en marcha, pero las rondas de negocios de los viajes presidenciales demuestran lo contrario.

“No hay sordo que pueda evitar la voz de los sacrificados y los olvidados, que quieren torcer el destino y que gritan los glaciares no se tocan”, apuntaron esta tarde los integrantes de la Asamblea “Jachal No Se Toca”.

Los ciclistas partieron de San Juan y atravesaron La Rioja, Córdoba, Santa Fe hasta llegar a la Plaza de los Dos Congresos esta tarde, donde fueron recibidos por integrantes de organizaciones ambientales como la Fundación Ambiente y Recursos Naturales (FARN) y Greenpeace, y otras como el CELS. “Es inverosímil que el Gobierno nacional permita a una minera como Barrick Gold seguir operando sobre glaciares; no sólo hay una ley que lo prohíbe, se están afectando las fuentes de agua y los pobladores que fueron damnificados están hoy nuevamente reclamando por su defensa, en lugar de las autoridades”, destacó Gonzalo Strano, coordinador de la campaña de glaciares de Greenpeace.

La cruzada por el agua también recibió el respaldo del senador Fernando “Pino” Solana y la senadora Magadalena Odarda, los diputados Nicolás del Caño, Leonardo Grosso, Luis Contigiani, Ricardo Alfonsín y Daniel Filmus —coautor de la ley votada en 2010 tras un primer veto de la expresidenta Cristina Kirchner— y las diputadas Victoria Donda, Araceli Ferreyra y Silvia Horne. También se sumaron a la inciativa la madre de Plaza de Mayo Línea Fundadora Nora Cortiñas, el Premio Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel y el periodista Miguel Bonasso, el otro coatuor junto a Marta Maffei de la ley vigente. A 8 años de la sanción de la normativa, aún no se terminó de realizar el inventario y monitoreo del estado de los glaciares y del ambiente periglacial.

“La ley nacional protege nuestros glaciares, que son recursos hídricos vitales para todos los argentinos; debe ser defendida, no modificada para beneficiar a las grandes empresas”, sostuvo Strano.

Página 12