Buenos Aires: Corrupción en Provincia: Juan Enrique Abre, el funcionario que cobra en todos lados

0
231

La dirección de Minería de la provincia de Buenos Aires se ha convertido en el Pozo de las Almas, el recoveco en el que van a dar aquellos que tienen algo oscuro para contar, un contrato de más, un sueldo aparte, un acuerdo irregular que necesitan sostener a como dé lugar.


Para ello cuentan con la complicidad voluntaria o involuntaria de Carola Patané, una directora que carece de conocimiento alguno en el área que encabeza. Ironías de la vida política, como preparación para un área tan específica como la dirección de Minería, Patané cuenta en su trayectoria con una carrera de derecho abandonada en Mar del Plata, cinco años como telefonista en el Grupo OSDE y dos cargos menores en Olavarría. De minería, absolutamente nada.

Será tal vez por su ignorancia en la materia o por motivos menos probos que la directora de Minería bonaerense le ha labrado actas de infracción a empresas que están fuera de su jurisdicción. Ejemplo de ello es el acta 02-14-03-2017, con fecha del 14 de mayo pasado, en la que se sancionó a la empresa Transportes Fluviales El Jilguero S.A.C.I.A.G.F.Y.T. por falta de guías mineras. Dicha empresa tiene domicilio en la calle Costanera R. Obligado de CABA, lo que está fuera del alcance de una dirección de la provincia de Buenos Aires. Por insólito que parezca, el acta se labró de todos modos y por la mismísima Carola Patané.

Resulta paradójico citar las infracciones por falta de guías de transporte, dado que mientras se labran actas fuera de jurisdicción, ninguna de las infracciones que se han labrado dentro de la provincia de Buenos Aires se han cobrado. Es que, obligar a una empresa a cumplir la ley implica menos votos e ir en contra de los amigos del poder.

En este rubro, casualmente, uno de los máximos responsables es el abogado Juan Enrique Abre, director de Actividades Mineras de la provincia de Buenos Aires. En las sombras más oscuras del Pozo de las Almas se encuentra la figura de Abre, que bajo el amparo del ministro Javier Tizado, los contactos de su cuñado y la siempre útil impericia de Carola Patané, tendría el privilegio de cobrar dos sueldos en simultáneo. El primero de ellos en el ministerio de Justicia y Derechos Humanos, y el segundo en el ministerio de Producción de la provincia de Buenos Aires.

Resulta una incógnita cómo las autoridades del gobierno bonaerense, que tanto han bregado por eliminar la corrupción y el nepotismo, especialmente con la adhesión al decreto que prohíbe el nombramiento de familiares que ha logrado la imponente cifra de cuatro renuncias, permita que un abogado marcado por la corrupción lleve adelante dos cargos que, a todas luces, son no solo incompatibles sino impracticables en simultáneo.

www.REALPOLITIK.com.ar