Santa Cruz: YCRT rechazó la contrapropuesta de la Intersindical y advirtió que es “impracticable”

0
138

La Intervención comunicó que además que es “inadecuado para el modelo de empresa que se busca formular”. Instaron a los sindicatos a “analizar nuevamente nuestra propuesta y aprobarla de manera urgente”.


COMUNICADO DE YCRT:

Una vez más esta Intervención se ven en la obligación de poner en conocimiento de la sociedad en su conjunto y de los trabajadores de la cuenca carbonífera en particular, la actitud violenta, irracional e inconsulta que toman los gremios y hacen difícil, cuando no imposible, cualquier diálogo entre las partes, necesario para ponerle fin a esta crisis que afecta a nuestra empresa.

Por Nota Nº 321/18 hoy la Intervención cursó respuesta a cada sindicato, atento a la nota recibida el día 22 de este mes por la Intersindical Permanente, mediante la cual realizó una propuesta que, lamentablemente y como allí se expresa, no logró las condiciones necesarias para avanzar en un sentido práctico hacia el desarrollo sustentable de la empresa. Sin embargo, si bien debemos aclarar que la misma fue recibida por todos los Secretarios Generales sin problemas, cuando al señor Darío Machaca, Secretario General de Luz y Fuerza, le hicieron entrega del documento, apenas leído los primeros párrafos destruyó y tiró la nota, sin respetar mínimamente el procedimiento natural de poner en conocimiento de sus representados el tenor de la misma y adelantándose unilateralmente, a descartar cualquier continuidad del diálogo.

Esta actitud violenta y autoritaria del representante gremial, reseña uno de los principales escollos que se interpone entre los trabajadores y nuestra Intervención, toda vez que cuando emitimos una propuesta o consensuamos un acuerdo, estamos en la creencia de que cada dirigente sindical actúa representando la opinión de los trabajadores y no su propio punto de vista, a veces sesgado de lo que realmente quieren o es mejor para las mayorías. Está claro que en el caso de Luz y Fuerza, este principio lógico no aplica.

El documento de la Intersindical Permanente fue rechazado por esta Intervención por considerar que el mismo es impracticable e inadecuado para el modelo de empresa que se busca formular, por estar plagado de inexactitudes y falacias en las que incurren sus proponentes, por cuanto desmienten reuniones que hemos mantenido entre las partes y hacen un análisis superficial e ilógico de los números que relacionan sin ningún tipo de rigor ni asidero a la verdad y la realidad por la que atraviesa hoy YCRT.

Por otra parte, desde la Intervención venimos trabajado hace más de dos años en este proceso de readecuación y en todo ese tiempo los sindicatos han sido advertidos de nuestro norte en este proyecto pero está claro que no nos han tomado en serio. Lo hemos dicho una y otra vez, los sindicatos lo saben desde un primer momento y aún así, no solo dejaron pasar el tiempo y subestimaron nuestro proyecto de trabajo en la reformulación de YCRT, sino que han sido los principales responsables de dilatar la solución de los problemas y llevar a esta Intervención y a los trabajadores en su conjunto, a un callejón sin salida donde ya no hay más tiempo para perder y muchos menos para dilatar decisiones que han sido tomadas como parte de ese proceso obligado de reconversión y productividad que estamos buscando.

En ese marco, esta Intervención le ha comunicado a la Intersindical Permanente que seguimos firmes en el propósito de desarrollar la empresa y sostener las fuentes de trabajo, para lo cual hace falta implementar un nuevo Convenio Colectivo de Trabajo, las escalas salariales y mantener los nuevos términos planteados oportunamente, razón por lo cual, en nuestra respuesta escrita, los invitamos a analizar nuevamente nuestra propuesta y aprobarla de manera urgente, ya que en virtud de la situación económica grave heredada, se hace necesario readecuar el proceso productivo en un tiempo perentorio.

Tal como lo describimos al principio, es evidente que la dirigencia sindical, lejos de promover el diálogo y propender a la solución de la crisis, parece empeñada en sumar obstáculos y actuar unilateralmente, perjudicando con ello a un universo de trabajadores que se pierden la oportunidad histórica de poner en pie una empresa que es el futuro de la sustentabilidad de la cuenca carbonífera que todos habitamos y deseamos ver crecer acompañando la producción de nuestro carbón y el desarrollo económico de la región.

El Diario Nuevo Día