Santa Cruz: YCRT busca reincorporar a trabajadores despedidos

0
151

Con la intención de presentar un procedimiento preventivo de crisis, intentarán volver a contar con al menos 150 empleados que no habían aceptado las condiciones del retiro voluntario.


Yacimientos Carboníferos Río Turbio (YCRT) evalúa la posibilidad de reincorporar a los despedidos que no aceptaron el retiro voluntario que se les había planteado. Se trata de entre 150 y 200 empleados.

La intención de los directivos de la planta es lograr mantener el número de empleados alcanzado tras los retiros voluntarios y reincorporar a los trabajadores, para retomar la producción de carbón y abastecer la usina térmica con un presupuesto asignado de 3.430 millones de pesos.

Francisco Roldán, miembro de la gerencia de YCRT, aseguró que necesitan “un acuerdo sobre la propuesta salarial presentada, que incluye la reducción de salario de los que más ganamos y sobre todo lo que tenemos que resolver en este comité de crisis es un acuerdo por producción, porque sino la empresa no es viable”.

Además, el directivo de la empresa advirtió que “esto significa mínimamente 1.200.000 toneladas anuales de carbón para abastecer a la usina térmica de 240 megavatios, que el gobierno nacional se comprometió a terminar de construir, y si hay excedente para la venta mejor, más ingresos”.

Roldán dejó en claro cuál es la postura: “La empresa no se cierra ni se concesiona, pero tenemos que lograr un acuerdo sobre todo de producción”.

En contrapartida, Miguel Páez, titular de la seccional Río Turbio de ATE, fue tajante: “Hasta que no tengamos notificación fehaciente no tenemos ninguna posición y el único planteo sigue siendo la reincorporación inmediata de los despedidos, sin ningún tipo de condicionamiento y que se pongan en marcha el yacimiento y la usina”,

Mineros de Río Turbio, acompañados de otros trabajadores estatales despedidos, habían instalado el pasado 9 de abril una carpa frente al Congreso, donde también marcharon con antorchas en reclamo de los 500 empleados que habían quedado sin trabajo y denunciaron “el inminente cierre” del yacimiento situado en la provincia de Santa Cruz.

“Venimos a Buenos Aires para que el Gobierno nacional entienda que este cierre inminente es un problema muy grave que condena a las comunidades al olvido y nos deja sin trabajo”, había explicado el secretario adjunto de ATE-Río Turbio, Cristian Gordillo, en esa oportunidad.

TN