Cámaras mineras de la región apuestan por el cobre, pero piden mejoras en el marco regulatorio

0
60

En la industria ven el desarrollo de una minería sudamericana más fuerte como una oportunidad para generar un mercado de tamaño relevante para convertirse en una economía de servicios.


El cobre está de moda. El mayor requerimiento del metal por parte de los autos eléctricos o energías renovables abrió el apetito de los países de la región por desarrollar su potencial.

Y si Chile y Perú son, por lejos, los mayores productores del metal rojo en Sudamérica, Colombia y Argentina también están buscando desarrollarse en esta área. Al menos así lo comentan los representantes de los principales gremios mineros de estos países que estuvieron de visita en Chile.

El presidente de la Sociedad Nacional de Minería (Sonami), Diego Hernández -que actúo de anfitrión-, comenta que el mundo necesitará de manera creciente de más oferta, por lo que se debe dejar atrás una mirada de confrontación y avanzar en la colaboración entre los países para crear un gran mercado para los servicios.

Además, recalca que Chile tiene alrededor del 30% de las reservas a nivel mundial, “por lo que podemos seguir desarrollando estos recursos, que ya no son extraordinarios como los de la década del 90, pero cuentan con leyes competitivas”.

El presidente de la Asociación Colombiana de Minería, Santiago Ángel Urdinola, sostiene que su país tiene una gran experiencia en la explotación del carbón, esmeraldas y también oro, pero esperan crecer en el metal rojo. “El cobre es ese misterio que quisiéramos resolver prontamente”, comenta.

“Vemos potencial en cobre. Estamos cerca de un proyecto por cerca de US$ 7.000 millones en Panamá y, por el otro lado, Ecuador también está sacando proyectos de cobre interesante. Formamos parte del cinturón del cobre”, añade.

Explica que el interés se fundamenta en la potencialidad del cobre dado su mayor uso en las nuevas tecnologías.

Misma razón que tiene Argentina para desarrollar este tipo de minería. El presidente de la Cámara Argentina de Empresarios Mineros, Marcelo Álvarez, comenta que con el gobierno de Mauricio Macri se ha dado un impulso a la industria, siendo el litio la más avanzada, pero esperan que el cobre sea el siguiente paso.

“Con el desarrollo de las nuevas tecnologías, se está viendo que a nivel mundial la utilización del cobre va a estar en crecimiento. Además, debemos aprovechar el potencial geológico; en Argentina tenemos una realidad que es compartir con Chile la misma cordillera”.

Marco jurídico que entregue certezas

Pero la geología no es el único punto necesario para el desarrollo de la minería, pues los dirigentes coinciden en que se deben mejorar las regulaciones.

“El marco regulatorio es el eje principal en el que tenemos que concentrarnos en nuestros países”, opina Álvarez, de Argentina.

Su par colombiano comenta que “nuestros proyectos son pensados para operar por 30, 40, 50 o 60 años, por lo que necesitamos reglas de largo plazo. No podemos estar cada cuatro años preguntando si a este mandatario le gusta o le disgusta la minería y, por tanto, va a cambiar las políticas públicas”.

Hernández añade que “los gobiernos tienen que decidir si la minería está dentro de sus prioridades para el desarrollo económico o no. Segundo, es un esquema regulatorio o de seguridad jurídica que permita dar tranquilidad a los inversionistas, sin comprometer los objetivos de sustentabilidad y de desarrollo con las comunidades”.

Proveedores de servicios

Pese al interés por el cobre de los países de Sudamérica, Hernández llama a que Chile aproveche esta oportunidad. “Debemos tener una mirada regional, es decir, cómo nuestros países pueden, con las riquezas que poseen, desarrollarse en conjunto”, apunta.

“Al tener un mercado más amplio, nuestras empresas de servicios también pueden proveer de servicios y de equipos a un mercado más grande, que es lo que todos buscamos. Queremos que, a través de la minería, convertirnos en una economía de servicios y para eso no basta solamente con producir minerales”, explica el presidente de la Sonami.

Álvarez agrega que esta colaboración también ayudará en materias de capital humano, donde Chile tiene mucha experiencia.

NUEVAS TECNOLOGÍAS

El desarrollo de la electromovilidad, que requiere de más cobre, genera expectativas positivas sobre la demanda futura de cobre a nivel global.

Economía y negocios (Chile)