Lo expresó el científico Bruno Fornillo, quien disertó días atrás en la ULP. “En pocos años las baterías con el litio como principal componente se usarán en pequeños dispositivos, casas, vehículos y en mega reservorios para abastecer a las grandes ciudades”, agregó.


El investigador, que disertó recientemente en la Universidad de La Punta, señaló que varios países ya iniciaron esta “transición energética”, que supone incorporar cada vez más energías renovables y sustentables como la generación eólica, solar, de biomasa y demás. Y a su vez generar la electromovilidad con autos, bicicletas y motos eléctricas, por ejemplo.

“Estamos entonces frente a una transición que lleva a una revolución completa y por ello se habla de una tercera revolución, o sea que después del carbón y el petróleo, llega una revolución completa del paradigma energético  que sostiene nuestra sociedad, algo de gran escala e importancia económica”, describió.

Y en el centro de ello están las baterías de litio y por eso su importancia estratégica, dijo Fornillo, y citó un estudio de Bumberg que afirma que para el año 2040 habrá 450 millones de autos eléctricos, casi un tercio del parque automotriz mundial, la industria más grande del mundo.

“El petróleo se convierte en nafta y eso hace funcionar un motor, pero es un combustible fósil, es energía guardada, condensada”, insistió Fornillo, y recalcó que las energías renovables producen electricidad, pero no hay dónde guardarla, y hoy por hoy es en la batería de litio, y por eso se usarán en los pequeños dispositivos, en las casas, en los vehículos y en mega reservorios para abastecer a las grandes ciudades.

¿Qué sucede a nivel global con la producción de baterías?

La tecnología del litio se ha ido consolidando, indicó Fornillo: “Hace cinco años no sabíamos si el nuevo vector energético pasaría por el litio, hidrógeno u otro modo de acumulación; pero hoy tenemos al litio, que como tecnología se consolidó a nivel global. Hoy se ve en las grandes automotrices que proyectan sus planes de negocios a futuro en base a tecnologías de litio”.

Wolkswagen, por ejemplo, construirá sus modelos eléctricos con baterías de litio, al igual que Tesla, que en Estados Unidos tiene una giga fábrica en base a estas baterías.

Por otro lado, advirtió que hay un corrimiento muy significativo de la producción de Japón y Estados Unidos (que eran los principales productores en años anteriores) hacia Corea del Sur y especialmente a China, quien domina hoy la industria de las baterías de litio.

Además de bajar el precio de las baterías en general y de los paneles solares desde 2016, China sabe bien que se trata de un nuevo paradigma energético y por eso están trabajando en muchos flancos a la vez, remarcó el investigador.

Según la Agencia Internacional de Energía, en 2016 hubo un récord de ventas de autos eléctricos en el mundo, unas 750 mil unidades. Y China fue la que más autos produjo. Con el 40% de los autos vendidos en la propia China, superó a los Estados Unidos: “Los chinos decidieron entrar al mercado automotriz por la vía de los autos eléctricos”.

Agencia de Noticias San Luis