El gobernador de Mendoza, Alfredo Cornejo fue denunciado penalmente por la “inconstitucionalidad” de un decreto provincial que autoriza la implementación de fracking, pero a sabiendas de haber ocultado un informe que daba cuenta sobre la contaminación del agua en la zona. El funcionario había anunciado que impulsaría todo proyecto que no esté prohibido por la ley antiminera.


“La denuncia penal contra Cornejo por la inconstitucional del decreto fue realizada por la ONG Oikos y hay un grupo de abogados que prepara otra en ese sentido”, comentó a Urgente24 el científico magister en Biotecnología Esteban Servat.

En diálogo con este medio, Servat contó que fue la web EcoLeaks, inspirada en WikiLeaks, y de la cual también forma parte, la que “publicó un informe secreto del Departamento General de Irrigación provincial que analizó el agua del yacimiento en el Cerro Pencal, en Malargüe, donde se instalaron los cinco pozos de fracking como prueba piloto que en cinco meses contaminaron el agua. El informe reveló que tres de las muestras tienen contaminación por hidrocarburos, muy superior al límite permitido”.

Servat, también ligado a la fundación La Alameda que dirige el exlegislador Gustavo Vera, agregó a Urgente24 que “el decreto que firmó el gobernador Cornejo para permitir el fracking vulnera la ley general de ambiente, la ley de aguas, el artículo 41 de la Constitución nacional. Es un proceso que tendría que haber sido tratado en la Legislatura. Por eso nosotros apuntamos a que se impulse una ley para la prohibición definitiva del fracking”.

“Al revelar esto el 16 de marzo, el gobierno mendocino salió a negar esos resultados, a negar informes, dijo que eran falsos y que se había comprobado que el fracking no contaminaba. Pero los funcionarios tropezaron en sus propias mentiras hasta que admitieron que los informes eran reales, pero solo dijeron que estaban buscando al responsable por publicarlos”, agregó.

Sobre eso añadió que “se hizo una audiencia pública en Malargüe, el 28/12 del año pasado que debería haber sido en Mendoza capital, pero se terminó haciendo en la capital del fracking, donde se convenció a la gente sobre que esto va a traer desarrollo y empleo. Dieron el visto bueno para que se avanzara con el fracking, pero Irrigación ya tenía su informe y lo ocultó”.

El gobernador Alfredo Cornejo había anunciado que impulsaría todo proyecto que no esté prohibido por la ley antiminera. Quiere abrir el juego a la minería porque, según afirman desde la gobernación, los recursos del Estado son cada vez más estrechos, la recesión y la crisis pasan factura a las cuentas públicas y la recaudación se desploma mes a mes.

“Sabemos que la ley 7.722 prohíbe la minería metalífera a cielo abierto, pero nos deja un amplio abanico de posibilidades que vamos a aprovechar”, afirman desde su entorno.

La norma mencionada prohíbe “el uso de sustancias químicas como cianuro, mercurio, ácido sulfúrico, y otras sustancias tóxicas similares en los procesos mineros metalíferos de cateo, prospección, exploración, explotación y/o industrialización de minerales metalíferos obtenidos a través de cualquier método extractivo”.

De todas maneras, Cornejo defiende la minería por fracking. En su discurso por la Asamblea Legislativa del 01/05, el Gobernador mendocino afirmó “en materia económica, estamos convencidos de que no somos solamente agroindustria y vino, áreas que debemos cuidar e impulsar como lo estamos haciendo, pero que necesitan ser complementadas con una diversificación de la matriz productiva. Por eso, estamos impulsando un gran salto respecto a la transformación de la economía tradicional hacia una economía del conocimiento y la llamada ‘economía naranja'”.

A eso agregó “por eso hemos trabajado, antes que nada, en la normativa que regula la evaluación ambiental del proceso de estimulación hidráulica (o Fracking) con diferentes especialistas y actores sociales, contemplando todos los estudios y controles que las empresas deberán cumplir. El decreto busca complementar el control ambiental serio, científico, con el desarrollo que aporta la actividad petrolera. Este gobierno propone y está convencido que la gran mayoría de los mendocinos quiere esa armonía, del desarrollo con el cuidado del medio ambiente de la Provincia”.

Durante el discurso del gobernador, cientos de personas protestaban en las afueras del parlamento contra el fracking, como lo vienen haciendo hace semanas. En ocasiones, estas incluyeron cortes de rutas para impedir el paso de camiones que tengan como destino los yacimientos explotados en Malargüe.

¿Qué es el fracking?

El fracking es una técnica para extraer gas natural de yacimientos no convencionales. Se trata de explotar el gas acumulado en los poros y fisuras de ciertas rocas sedimentarias estratificadas de grano fino o muy fino, generalmente pizarras o margas, cuya poca permeabilidad impide el movimiento del gas a zonas de más fácil extracción. Para ello es necesario realizar cientos de pozos ocupando amplias áreas (la separación entre ellos ronda entre 0,6 a 2 km) e inyectar en ellos millones de litros de agua cargados con un cóctel químico y tóxico para extraerlo.

Servat explicó que el fracking “es un técnica de extracción que se produce cuando se agota el petróleo en el mundo y en momentos en que es necesario impulsar energías renovables para evitar el desastre climático que se avecina”.

“Es una técnica autodestructiva para extraer petróleo y gas desde yacimientos no convencionales, o sea reservas que están situadas a grandes profundidades y que se encuentran en la roca madre a unos 3.000 metros de profundidad”, indicó.

Además, agregó: “Se hacen perforaciones a grandes distancias, con 30 millones de litros de agua por pozo y un coste altamente tóxico de más de 600 químicos tóxicos, abortivos, que genera deformaciones en fetos y enfermedades raras que son desconocidas para la medicina”

Urgente 24.com