Ambos ejes se venían trabajando en el marco del Nuevo Acuerdo Federal Minero y contemplan la unión de pasos fronterizos al oeste de la R40 así como la conexión eléctrica por la misma geografía incluso en algunos puntos con Chile.


Un corredor vial al oeste de la Ruta 40 y una línea de alta tensión que conecte diferentes puntos en zonas cordilleranas e inclusive en algunas zonas con Chile, fue el consenso que se logró con las provincias mineras del Nuevo Cuyo y el NOA en la última sesión del Consejo Federal Minero (Cofemin) realizado en San Juan recientemente.Con este acuerdo suscripto en la provincia, finalizó la primera etapa del Plan Federal de Infraestructura Minera y comenzarán las reuniones en busca de consensos en otras regiones.

Los ejes ya se trabajaban en el marco del Nuevo Acuerdo Federal Minero (ver aparte), pero fue en San Juan en donde se logró el visto bueno de estas provincias, en virtud de las necesidades en infraestructura de cada una de ellas para el desarrollo de la industria.

Pedro Palmés, director de Infraestructura Minera de la Nación, explicó a CUYO MINERO cada uno de los lineamientos: “El corredor es una necesidad que se identifica con la exploración minera para recorrer esas zonas y poder conectar un paso con el otro en caso de que alguno se bloquee y se pueda usar el otro como opción, ya que son pasos que están a unos 200 – 300 kilómetros entre sí; el efecto que se propone con la línea de alta tensión es el mismo, que se conecten diferentes puntos estratégicos puntualmente desde Catamarca hacia arriba e incluso llegar a conectar algunos puntos con Chile y generar así un efecto multiplicador para potenciar la capacidad de transmisión de los yacimientos de energías alternativas con gran potencial en el NOA por ejemplo”, especificó.

Según Palmés, la idea del corredor al oeste de la Ruta 40 y a modo metafórico, es que funcione “como el lomo de un peine”, uniendo los dientes del peine que serían los pasos fronterizos como San Francisco(Catamarca), Jama (Jujuy), Agua Negra (San Juan), Cristo Redentor (Mendoza), entre otros. “En esos caminos hay tramos que están hechos y otros que habría que abrir, en este sentido la intención es generar sinergia entre minería y turismo, porque ahora hay un nuevo turismo que busca naturaleza y aventura y esos caminos son atractivos para las 4×4, motos y demás, un espacio que necesita de servicios turísticos, que son empleos de muy buena calidad”, se explayó Palmés.

Claro está, esta es una idea general sobre la que luego deberán actuar las áreas de Nación que hacen a la planificación y optimizar los recorridos de las rutas, los niveles de tensión en tendidos eléctricos e incorporarlos a alguna proyección con el fin de que cualquier inversor a futuro pueda contar con rutas definidas, por ejemplo, y así sacar sus productos o traer sus insumos en proyectos mineros.

De acuerdo a Palmés, llegar a estas instancias significó para su área el relevamiento de 32 proyectos mineros que están en fase de exploración avanzada o factibilidad, identificando las obras de infraestructura que podrían ser necesarias para ello y proponiendo otras nuevas, todo bajo cuatro ejes que son los que se trataron en el encuentro desarrollado y suscripto en San Juan como infraestructura vial, energética, ferroviaria y de comunicaciones.

Bajo los mismos criterios y adaptado a la geografía y necesidades del área Centro y Patagonia, que incluye a los no metalíferos de Córdoba y Buenos Aires entre ellos, el Cofemin sesionará en la segunda mitad del año a fin de que al cierre de 2018 el proyecto integral pueda estar terminado.

En San Juan. El paso de Agua Negra, limítrofe con Chile, es uno de los que quieren incluir en el corredor a hacer hacia el oeste de la Ruta 40.

Paso clave

Esta sesión del Consejo Federal Minero en la provincia, que se dio en el marco de la VII Exposición Internacional San Juan Factor de Desarrollo de la Minería Argentina, significó un paso clave en el plan de desarrollo de infraestructura acordado en el Nuevo Acuerdo Federal Minero firmado en junio de 2017 entre el Gobierno nacional y la mayoría de las provincias. En él se planteó que con el fin de concretar la promoción de la industria y para desarrollar la infraestructura necesaria para el establecimiento de los emprendimientos mineros, la Nación y las provincias elaborarían en conjunto este plan de infraestructura cuyos primeros pasos se dieron con el documento suscripto en San Juan, entre las provincias del NOA y Nuevo Cuyo

Diario de Cuyo