Tandil: Pese a la resistencia del Municipio y el respaldo de Provincia, seguirán el trámite para abrir la cantera

0
79

Se sumó un nuevo capítulo a la polémica por la cantera que se pretende reabrir en la zona del Cerro de la Virgen.


En otro capítulo en la puja por la apertura de una cantera en el cerro San Juan que se encuentra inactiva desde hace más de tres décadas, los interesados en conseguir la habilitación para comenzar con la explotación ratificaron la continuidad del trámite pese al respaldo que el Municipio recibió este jueves de la Provincia para no autorizar esta actividad en Tandil.

El intendente Miguel Lunghi, acompañado por sus colaboradores, se reunió con el ministro de la Producción bonaerense, Javier Tizado, que avaló la competencia de la comuna y sus decisiones para otorgar o denegar la solicitud de habilitación para la explotación minera, de acuerdo a la normativa local vigente.

En diálogo con el ciclo televisivo “Tandil despierta”, el apoderado de Cerro San Juan SA, Gustavo Rodríguez, volvió a referirse al trámite iniciado por los inversores y sin polemizar ni confrontar con el Municipio, defendió lo actuado dentro del marco normativo y se respaldó en los “derechos adquiridos”.

“Hemos tenido reuniones en las que hemos manifestado que lo nuestro no es un capricho ni tampoco estamos haciendo política”, sino que “queremos trabajar, reducir costos y una situación social que vive el sector minero y los camioneros en Tandil”, ratificó.

Limitó el accionar de la comuna y dijo que “la única que tiene dictámenes es la empresa” mientras que “el Municipio no se trajo nada por escrito con fuerza como para poder revocar el número de productor minero y todas las inscripciones que tenemos”.

Caso contrario “habría que dar de baja todo el expediente”, algo que ante la mirada de los empresarios se presenta como “impensado e ilógico a esta altura del trámite”.

Instancias del trámite

El apoderado de la firma, Gustavo Rodríguez, dijo que estaba al tanto del encuentro en La Plata, a partir del cual estableció una serie de contactos telefónicos para conocer en qué instancia dejaba el trámite iniciado en la Dirección de Minería.

En ese sentido obtuvieron precisiones respecto al avance del trámite, que podrá avanzar y cumplimentar lo que resta, como la finalización del informe de impacto ambiental que aún se encuentra pendiente, y que la reunión del jueves se limitó a mantener un “intercambio” en el que se recepcionó la postura oficial pero que a nivel provincial “no se emitió ninguna disposición contraria a la existente”.

En efecto, con la inscripción al registro de productor minero y con la presentación del estudio de impacto ambiental estarían en condiciones de “poner la empresa en funcionamiento”.

Al retomar las instancias por las que transitó el pedido, el apoderado de Cerro San Juan SA explicó que hace ocho meses presentaron un expediente en la Dirección Provincial de Minería, el organismo de habilitación.

En ese legajo se incorporó un plan de trabajo y un proyecto productivo para la planta, que debe ser concordante con el alta que dará la misma dependencia cuando se inicie la actividad.

Sin embargo, para poder alcanzar esa instancia debían completar dos cédulas, una administrativa (que determina posteriormente el acceso al número de productor minero) y la otra que demanda un estudio de impacto ambiental para poder comenzar con la actividad minera.

Lo que queda

Una vez que se entregan las dos cédulas que dan por concluido el proyecto “recién ahí se puede comenzar la actividad”, para lo cual personal de la Dirección de Minería debe realizar una inspección en el predio para otorgar el alta de funcionamiento.

“Inspeccionan el predio, elaboran un acta que es la que posibilita empezar a trabajar en el suelo”, ratificó.

Para ello se debe contar con el número de productor minero, la emisión de guías mineras y la autorización para contratar la empresa que pueda realizar las voladuras, además de tener instaladas las máquinas, las balanzas y todo lo que demanda una empresa de estas características. “Y eso es lo que viene a inspeccionar Provincia”, resumió.

Rodríguez sostuvo que se llegó hasta esta instancia y defendió que “son derechos adquiridos; inversiones que ha hecho la empresa que están todos dentro de un expediente”.

Habilitación comercial

En ese sentido también surge como hecho la habilitación en seguridad e higiene por parte del Municipio con que debe contar la empresa para poder funcionar, hecho que Rodríguez refutó sobre la base de argumentos que indican que este aspecto se encuentra subsanado en el informe de impacto ambiental.

En contraposición planteó que aguardan con la autorización comercial para poder abonar la tasa correspondiente por el derecho a extracción.

“Pensamos que la negativa iba a estar en forma rápida y sencilla para poder tomar una decisión en términos legales pero todavía no tenemos ninguna respuesta”, sentenció

El Eco (Tandil)