Salta: Huidobro sostuvo que “Hoy el desafío del sector minero es la infraestructura”

0
100

Es presidente de la Cámara de Minería de Salta. Se refirió al crecimiento de la actividad minera de la vecina provincia de la mano de la exploración. Sólo en litio cuentan con alrededor de 20 proyectos.


LILIANA ALFARO

El referente de la Cámara salteña en su paso reciente por la provincia de Jujuy ponderó el crecimiento de la industria minera en su provincia.  De hecho, explicó que cuentan con 30 proyectos en diferentes estadíos: 20 son de litio y otros metalíferos, entre ellos uno de oro, pero en general están en etapas iniciales  y sólo cuentan con algunas  en producción de boratos como Bórax Argentina, FMC en Güemes que produce cloruro de sodio en Salta y carbonato de litio en Catamarca.

Una de las destacadas es Lindero de oro y plata, que lleva hasta la actualidad una inversión de 250 millones de dólares para la etapa de construcción. En tanto, el de Taca Taca, en etapa de exploración y que aspira producir cobre por las reservas que tiene Sala, tuvo una inversión que ronda los 4.000 millones de dólares.

Aseguró que la provincia tiene como desafío mejorar la infraestructura, principalmente de caminos para favorecer al sector que está en pleno desarrollo y por el que se pretende continuar atrayendo inversiones.

¿Cómo está la minería en Salta, cuál es la perspectiva?

-La minería en Salta está pasando un buen momento. Está en el trabajo de todos: empresarios, Gobierno, comunidades, que se transforme en una buena oportunidad para el desarrollo económico de la provincia. En estos últimos años ha crecido mucho la inversión en Salta, que no se ha plasmado en resultados estadísticos posiblemente porque la inversión fue en exploración, no en minerales.

¿Cuántos proyectos tiene actualmente en exploración Salta?

-Yo calculo alrededor de unos 30 proyectos en diferentes estadíos cada uno, algunos en etapas iniciales, otras en etapas intermedias, algunos en etapa de factibilidad, otros en construcción o ya en pruebas. Así que es mucho lo que se está viendo en Salta.

¿En que están explorando?

– Están explorando mayormente en litio, un proyecto que está en construcción, es metalífero de oro, Lindero. La que está es una inversión de 245 millones de dólares y es un proyecto que entraría en producción el año que viene.

¿Cuántos proyectos hay de litio?

-De litio hay más de una veintena, pero hay que diferenciar. De ellos puedo nombrar los más avanzados como el que está en: Salar de Rincón, Ady; el que está en Salar de Ratón, Eramine; Diablillos con Lithium Galaxy. Hay otros proyectos que están en etapas menores como  el proyecto de Pepinini; Litio Minera Argentina en el salar de Llullaillaco; Lithium S  y Arrosi, son muchas las que están trabajando y cada una a su ritmo. Ahora está en nosotros que ese ritmo se aumente su velocidad de acuerdo a la ayuda que podemos llegar a tener por parte del Gobierno. Hoy el desafío que tiene el sector minero es la infraestructura, principalmente de caminos y energía. El de camino sabemos, la ruta 51 vamos a seguir trabajando en ello.

¿Hay líneas de Gobierno que tiendan a esto?

-Está una idea con el Plan Belgrano obviamente vamos a reforzar, a trabajar como Cámara Minera de Salta para ir allanando caminos para que esto se plasme lo más rápido posible, en la ruta 51. Y con la provincia en lo que son dos rutas fundamentales para nosotros. También tiene pensado en este camino en un aumento importante de la producción de los próximos años.

¿Y cómo afectó el incremento de las tarifas de servicios de energía y el aumento del  dólar?

-En la minería que piensa en años, sus estadísticas, estos vaivenes locales mucho no afectan a la inversión. Obviamente que sí lo hace cuando se trata del aumento de las presiones tributarias, creación. Porque no nos afecta pero sí podría llegar a afectar por ejemplo que ese desbalance de financiamientos regionales, se vean reflejados en aumentos tributarios y por ende aumentar la presión tributaria hacia las empresas mineras. Pero estos aumentos son subidas y bajadas del dólar como sería el precio del oro, van fluctuando. Siempre se mantiene la previsibilidad, hay bienes que se compran en dólares, que esta suba en dólares  no los afecta pero hay accionistas que aportan en dólares, pero los servicios, los salarios son en pesos, que termina haciendo  un balance, así que es relativo.

EL Tribuno