Río Negro: A siete años de la erupción del volcán: qué cambió Bariloche.

0
68

 

El volcán chileno Cordón Caulle alarmó a los barilochenses la tarde del 4 de junio. La subsecretaria de Protección Civil consideró que el error fue no haber advertido a la gente que la erupción era inminente.


Siete años atrás, a plena tarde, el cielo se cubría poco a poco por completo en Bariloche. No solo se oscureció sino que de repente, ante la mirada atónita de los barilochenses, las calles se cubrieron de ceniza volcánica.

La información oficial era incierta y muchos corrieron a las farmacias en busca de barbijos que se agotaron a las pocas horas y en los supermercados, la gente se abarrotó en las cajas con litros de agua mineral.

Unas horas después, a través de una conferencia de prensa, se advirtió a la población que el volcán chileno Cordón Caulle, cercano al paso fronterizo Cardenal Samoré, había entrado en erupción.

Siete años después, esa primera escena quedó solo en el recuerdo aunque los especialistas advierten que “se ganó mucha experiencia a través de la memoria colectiva de la población”.

“Esa fue, sin dudas, nuestra mayor ganancia. Haber atravesado eso hace que la gente recuerde que vivimos en una zona volcánica. Que este lugar es lindo gracias a los volcanes y en definitiva, convivimos con esto”, aseguró Patricia Díaz, la subsecretaria de Protección Civil de Bariloche.

La funcionaria municipal consideró que “hoy todo el mundo está informado porque hay una política de estado de informar inmediatamente cualquier cambio o peligro hacia la población. Y si la gente no nos cree o no le cree a los medios, sabe que puede buscar en el Sernageomin. Hoy hay más accesibilidad a la información”.

Díaz consideró un error en el momento de la erupción ese 4 de junio del 2011 “el hecho de no socializar la información que ya se tenía porque se sabía que iba a ocurrir lo que finamente pasó. Protección Civil de Nación informaba constantemente a través del Segemar sobre el estado del volcán Cordón Caulle. Pero las autoridades se guardaron esa información y eso hizo que la gente no estuviera advertida. Y lógicamente, fue un susto”.

La funcionaria cuestionó también “la desinformación que se genera a través de Facebook”. “Se comparten cosas viejas o que no tienen asidero, continuó, la gente debe acudir siempre a puntos de información oficial. Hoy hay una política a nivel municipal de que toda la información debe aportarse para que la población esté preparada”.

Diario Río Negro