El mandatario provincial confesó que los cambios los conoció a través de los medios de comunicación y destacó que ve con buenos ojos la iniciativa. “El jueves tenía un reunión con Iguacel y con Aranguren. La de Aranguren iba a ser a las 9 de la mañana y la de Iguacel a las 9. Ahora no se qué pasará”, contó el gobernador en rueda de prensa.


Antes señaló que conoce a Iguacel y tiene buena referencia de él. “Esperamos poder seguir de la mejor manera para continuar trabajando juntos como hicimos en Vialidad”, destacó.

El mandatario también puntualizó que para que se produjera el cambio “algo no estaba funcionando” y que la fundamentación de las modificaciones las escuchó de la voz del presidente en un canal de televisión. “Lo vi al presidente diciendo que se necesitaba ajustar el rumbo y que se demoró porque debía estar seguro”, señaló puntualizando que espera que éste “sea un camino de fortalecimiento y que  la economía tenga en cuenta la expectativa de la gente”.

Por último lamentó que el ministerio de Minería pase a ser una Secretaría. “No veo con buenos ojos que se achique el Ministerio de Minería y Energía. La energía es la base para desarrollar la activiad económica y la de Minería es menos desarrollada pero es la que más futuro dará a los argentinos”, finalizó.

Además de los cambios de Iguacel y de Aranguren, el Gobierno Nacional designó a Cabrera como presidente del Banco de Inversión y Comercio Exterior (BICE) y la cartera de Finanzas fue absorbida por Hacienda, a cargo de Nicolás Dujovne. También designó como presidente del Banco Central a Luis Caputo, en lugar de Adolfo Sturzenegger.

Diario La Provincia de San Juan