CIPCAMI: tecnología de punta para cuidar San Juan

0
143

En la actualidad hay 108 puntos de control de calidad de agua en zonas cercanas a emprendimientos productivos.


El Centro de Investigación para la Prevención de la Contaminación Ambiental Minero – Industrial (CIPCAMI) fue creado en 1996 por un programa de cooperación técnica entre el Gobierno de San Juan y la Agencia Japonesa de Cooperación Internacional (JICA).

Los nipones equiparon al organismo encargado de controles ambientales en todo tipo de industria, pero focalizado en minería. El objetivo es asegurar una protección ambiental actual y futura, en zonas donde se desarrollan emprendimientos productivos.

El programa de monitoreo se efectúa sobre la calidad de aguas naturales superficiales y subterráneas. La mayoría son de cuencas y subcuencas ubicadas por encima de los 1.500 msnm. También se realizan monitoreos de suelo y de calidad de aire.

El control se rige por los Niveles Guía de Calidad de Agua, según el marco legal establecido por la Ley 24585 De la Protección Ambiental para la Actividad Minera, Decreto Provincial 1426, tablas del Anexo IV. Con la información obtenida se definen luego condiciones medioambientales, se establecen tendencias y se evalúa la relación causa-efecto.

El programa de monitoreo que ejecuta CIPCAMI incluye 65 puntos de muestreo ubicados en cuencas y subcuencas de Iglesia, Jáchal, Calingasta, Sarmiento y Valle Fértil; más 43 puntos de muestreo y control dentro de los distintos proyectos mineros. Totalizan 108 puntos de control.

Servicio Informativo gobierno de San Juan