Mendoza: antiminera, pero a favor del fracking… difícil de entender…

0
205

OTRA VEZ SOPA… Fueron contra la minería y ahora van contra el fracking… era de esperar, el fundamentalismo ambientalista actúa con coherencia, lo sorprendente, es la actitud del gobierno de MENDOZA… Sigue siendo antiminero, ¡pero defiende al fracking!


Un diálogo imaginario…

PREGUNTÓN: ¿Martín, ahora vas a defender el fracking del ataque del fundamentalismo ambientalista?

MARTÍN: NO, yo no, para eso está el Gobierno de Mendoza, todos encolumnados en su defensa…

PREGUNTÓN: Pero la dirigencia de Mendoza, ¿no se compró todos los argumentos del fundamentalismo ambientalista desde hace más de una década?

PREGUNTÓN: Pero los “defensores del medio ambiente” que se oponen a la minería, ¿no son los mismos que atacan el fracking?… hasta usan similares argumentos y métodos de “lucha”…

MARTÍN: Es cierto, y cuando atacan el fracking, son tratados por el gobierno como terroristas informativos, irracionales y fundamentalistas…

PREGUNTÓN: ¿Y para el gobierno no son irracionales, terroristas informativos y fundamentalistas cuando atacan a la minería?… No entiendo…

MARTÍN: Yo tampoco… No sé por qué el gobierno defiende al fracking con tanto entusiasmo… y al mismo tiempo sigue compartiendo la irracionalidad de los ambientalistas en contra de la minería… Parece que son abiertamente antimineros… pero defensores del fracking nomás. Si alguien me lo pudiera explicar…

¿Cómo nace la prohibición de la minería metalífera en MENDOZA?

Eddy Lavandaio, en su nota Fracking y minería: Dos caras de una misma moneda, nos da un muy buen resumen de esta historia:

Comienza la campaña del miedo y la desinformación… “El 9 de setiembre de 2005… la Asociación Geológica de Mendoza advirtió que en el departamento San Carlos se había difundido información carente de toda seriedad acerca de la actividad minera, con la finalidad de infundir miedo a la población y generar una “pueblada” en contra de esa actividad…”

“El 6 de noviembre de 2006, en otra nota del diario Los Andes, la AGM decía haber verificado la difusión de información de dudoso origen y… calidad técnica, con datos falsos en materia de actividades mineras, en las zonas de influencia de los Departamentos San Rafael y General Alvear. El fin perseguido era, otra vez, infundir temor a la población, incluyendo a los niños de la escuela primaria, para que reaccionen y se opongan al trabajo de los mineros”.

 

Y el gobierno ausente: “…la AGM advertía que los Organismos de Gobierno encargados de informar seriamente a la población no lo estaban haciendo. Y tampoco lo hicieron después…”

La clase política de MENDOZA compra los argumentos ambientalistas y en 2007 prohíbe la minería metalífera: “Tanto el Gobierno de Julio Cobos como los integrantes de la Legislatura Provincial decidieron sumarse políticamente a la “pueblada”…. Nuevamente el miedo infundido por hábiles activistas autodenominados ambientalistas derivó en otra “pueblada” a la que se sumaron políticamente la mayoría de los funcionarios y legisladores. Como resultado de estas acciones y adhesiones, se sancionó la Ley 7.722 que puso punto final a la inversión minera en la Provincia” (junio 2007).

Y comienza la demagogia ambientalista: “…se generó una alianza tácita entre los activistas antimineros y los políticos de Mendoza. Cada partido político quiso acercarse más a esas “puebladas” con el objetivo de conseguir más votos hasta llegar al colmo protagonizado por Francisco Pérez que, siendo candidato, pidió públicamente que se rechace el proyecto San Jorge para mejorar sus chances de ganar la gobernación” (agosto 2011).

… “los líderes políticos apoyaron la lucha contra los mineros y le asignaron credibilidad, legitimando toda la información falsa o distorsionada que le llegó a la comunidad. Con semejante apoyo, los que estuvieron en esas puebladas quedaron sinceramente convencidos de que participaron en una lucha por una causa justa en contra de una actividad que amenazaba con perjudicarlos. Ese convencimiento quedó definitivamente evidenciado cuando la propia esposa del actual Gobernador mostró con orgullo y en forma pública, su participación en esa lucha” (marzo 2016).

“Nuestros líderes políticos (en su mayoría) prefirieron legitimar la información que los activistas transmitieron a la gente y tomar decisiones funcionales a la idea de imponer el miedo a la minería”.

El actual gobernador de MENDOZA también se sumaba a la campaña de terror antiminero…

En 2007, y en plena campaña electoral, Cornejo afirmaba: “hay una empresa que ha perforado la cordillera de Los Andes en San Juan,… implicando mucho peligro ambiental…. ya han muerto entre 40 o 50 personas en esos emprendimientos”, si bien reconoció que “no tengo ninguna prueba en concreto”. No sólo se compró todos los argumentos del fundamentalismo ambientalista, incluso agregó más mentiras… sin aportar  prueba alguna… Puro terrorismo informativo del actual gobernador…

Y no es un hecho aislado, el actual gobernador ratificó su posición antiminera en plena campaña electoral de 2011, adhiriendo al discurso del fundamentalismo antiminero. Otra vez usando el discurso antiminero para hacer campaña.

Y los “ambientalistas” ahora van contra el fracking… pero el gobierno reacciona distinto

La misma irracionalidad, desinformación y mentiras, intentando sembrar el pánico en la población, ahora contra el fracking. Son los mismos actores que antes combatieron a la minería… Pero la actitud del Gobierno de MENDOZA es distinta… ahora apoyan la actividad petrolera, informan, explican, y resuelven desactivar la protesta ambientalista. Lo opuesto a lo que hicieron con la minería desde hace más de una década.

En el gobierno de MENDOZA siguen siendo antimineros, pero son pro fracking…

La mayoría de la clase política se encolumnó detrás de la campaña antiminera durante más de una década, comprando sus argumentos, legitimando sus posturas irracionales y condenando a la minería detrás de una supuesta falta de “licencia social”. Usaron los argumentos antimineros para imponer y sostener una ley que prohíbe en la provincia la minería metalífera, haciendo demagogia ambientalista. Y lo siguen haciendo.

Pero el fracking no se toca… ahora hablan de campaña del terror, de irracionalidad, se llenan la boca de diversificación del modelo productivo, que van a cuidar el medio ambiente, que van a controlar a las empresas, y se llevan puestos a los ambientalistas. Ya no importa la “licencia social” ni las “puebladas”… “no se puede detener el desarrollo de Mendoza”, afirman con entusiasmo… Y ya lo han detenido, prohibiendo por más de una década la minería metalífera.

Nos siguen corriendo con la “licencia social”, sólo para la minería…

Sabemos que la “licencia social” se construye, informando, comunicando, cumpliendo y haciendo cumplir la ley, poniendo en evidencia a los que usan el verso ambientalista para vender política, para promocionar su combo ideológico. La “licencia social” se obtiene con convicción y decisión política…

¿La necesidad de la “licencia social” no será sólo un verso para ocultar lo que realmente son?… Y si, son antimineros…

¿Por qué el gobierno de Mendoza está contra la minería metalífera y defiende al fracking?

Es la pregunta que nos plantea Eddy Lavandaio… “¿Por qué ahora salen a deslegitimar a los mismos que legitimaron durante tanto tiempo?. ¿Por qué antes no quisieron informar a la población y ahora lo hacen? ¿A qué se debe este repentino cambio?”

¿Te imaginás si el gobierno de MENDOZA hubiera hecho lo mismo defendiendo la actividad minera?…

Hoy la minería metalífera no estaría prohibida por ley en Mendoza… En cambio, desde hace más de una década, la clase dirigente mendocina adhirió, fomentó y usó los argumentos del fundamentalismo ambientalista para condenar a la minería…

Pero el fracking no se toca… y ahora hablan de irracionales, terroristas y de uso político del ambientalismo…¿alguien me lo puede explicar?.

martincarotti.blogspot.com/