La minería de litio necesita 12.000 millones para multiplicar la producción por cinco

0
146

La demanda de litio se ha multiplicado por tres desde 2015, especialmente motivada por el auge de los coches eléctricos propulsados por baterías, pero la industria minera está sufriendo un bloqueo financiero que no permite aumentar el ritmo productivo del mineral al ritmo que crece la demanda.


JORGE J. CASTELLS

Las empresas mineras especializadas en la extracción de litio necesitarán invertir alrededor de 12.000 millones de dólares para aumentar la producción cinco veces en 2025 y así mantener el ritmo de la creciente demanda  mundial de baterías. Según Galaxy Resources, un productor australiano que busca construir más explotaciones mineras de litio en Argentina y Canadá, asegura que los proyectos de la industria minera especializada en el litio no se están financiando lo suficientemente rápido como para lograr evolucionar al ritmo que aumenta la demanda del mineral.

El problema es que, según Guy Bourassa, director ejecutivo de Nemaska Lithium, los fabricantes de baterías y los fabricantes de automóviles “no tienen ni idea de cuánto tiempo lleva poner en marcha un proyecto de minería”. El directivo asegura que pasó cerca de 18 meses poniendo en marcha un complejo minero y una planta de procesamiento de litio en Quebec, Canadá. “Habrá un gran problema: va a haber grandes dificultades para aumentar el suministro”, dijo.

La “imposibilidad de acceder a los fondos tradicionales ha retrasado el desarrollo del sector”, dijo Richard Seville, director general de Orocobre, con sede en Brisbane, que comenzó a exportar litio en 2015 desde el norte de Argentina y experimentó serias dificultades para aumentar la producción. “Estos proyectos no son fáciles, por lo que los bancos simplemente no quieren involucrarse”.

A pesar de los pronósticos alcistas, que prevén una demanda mundial creciente especialmente motivada por la aceleración de la fabricación de vehículos eléctricos, el litio podría padecer la falta de la financiación necesaria para expandir su producción. Los bancos son cautelosos y tienen decenas de factores en cuenta, desde el pobre historial de la industria en la entrega de proyectos similares hasta la falta de conocimiento de un mercado que, según los involucrados, es pequeño y opaco.

Si no se aumenta la inversión, los suministros de litio podrían tener el freno echado, prolongando en el tiempo un boom que, desde 2015, ya ha visto como los precios de este metal fundamental para la fabricación de las baterías de los coches eléctricos y los dispositivos electrónicos se han triplicado.

Si bien la financiación recaudada por los mineros –incluidos préstamos y bonos– aumentó en 2017 hasta alrededor de 255.000 millones de dólares, el capital dedicado a nuevos proyectos se contrajo un 70% en los últimos cuatro años, hasta quedarse en 13.000 millones de dólares el pasado ejercicio. Según los datos de Bloomberg, en lo que va de año se han emitido alrededor de 6.100 millones de dólares en créditos para financiar nuevos proyectos en la minería del litio, por lo que la tendencia no parece que vaya a revertirse en el corto plazo y el coche eléctrico podría pagar las consecuencias

Hibridosyelectricos.com