Olavarría: Leve recuperación en junio de los despachos de cemento: suba de 4,7 %

0
216

Para el consumo interno, los despachos crecieron 5% en junio en comparación con mayo. Las cifras del mes pasado confirmaron el descenso en el consumo de cemento del 4,4% interanual. Preocupación en el sector de la construcción.


En el mes de junio, las fábricas de cemento portland despacharon 973.743 toneladas incluyendo exportaciones, informó la Asociación de Fabricantes (AFCP) al dar a conocer la estadística mensual de la actividad en el país. La entidad expuso que el volumen de despachos del sexto mes del año representa una suba con respecto al mes de mayo último del 4,7%. En cambio, esta cifra, al ser cotejada con los valores del mes de junio de 2017, registra un descenso del 2,8%.

En referencia al consumo interno, los despachos de los asociados, incluyendo importaciones, alcanzaron 970.978 toneladas, cifra que exhibe un incremento del 5% con respecto al mes anterior y comparada con el mes de junio de 2017, una baja del 3,5%.

Las cifras de junio confirmaron el descenso en el consumo de cemento del 4,4% interanual que ya había registrado el Indec en mayo, primer mes del año en donde se observó un retroceso, en tanto el crecimiento del sector se desaceleró al 5,8% interanual.

De todas formas, en la AFCP estimaron que los despachos llegarán a los 12.600.000 en diciembre, unas 400.000 toneladas ó 3,3% más frente a las 12.200.000 con las que finalizó 2017.

El sector

Las cifras que expuso la AFCP no terminan de ser optimistas ya que en el contexto de indicadores de la construcción las ventas van en baja: cayó 5,4% la venta de insumos de la construcción en comparación con el mismo mes del año pasado.

La caída del mes pasado fue la primera baja en quince meses del índice Construya, elaborado por las principales empresas del sector. Respecto a mayo, el indicador mostró un retroceso de 9,06% y de esta forma acumuló una expansión de 7,8% en el primer semestre.

Los datos fueron interpretados como el inicio de la recesión para la actividad, después de la devaluación, la suba de tasas y el recorte en la obra pública que dejó de saldo la corrida cambiaria, y que insinúa golpear con mayor dureza al eslabón conformado por las cementeras, afectadas por cuestiones locales y externas.

El índice Construya mide el volumen vendido de las compañías líderes de ladrillos, cemento, cal, acero, carpintería, cerámicos, adhesivos y pastinas, pinturas, sanitarios, grifería y caños de conducción de agua.

En tanto, una nota de EL POPULAR publicada el mes pasado analizaba el impacto de la devaluación el sector en el plano local: la desaceleración de las ventas era la señal que en los corralones ya se advertía después de la suba del dólar de mayo. Igualmente, en ese momento si bien se vislumbraba una merma debido a la pérdida de poder adquisitivo, continuaban a buen ritmo los despachos de cal y cemento dirigidos a la obra pública.

Obras

“La obra pública y privada vienen en caída” afirmó Pedro Brandi, presidente de Grupo Construya al medio iProfesional. “Hasta mayo, las empresas tenían perspectivas de crecimiento. Pero esas expectativas terminaron ajustándose a la baja a raíz de la situación económica y financiera por la que atraviesa el país. Hasta fin de año, esto no va verse modificado” completó.

Con ello, se dio a entender que las expectativas del sector se posicionaron de cara al primer trimestre del año próximo. El empresario también hizo referencia a la carencia de nuevas iniciativas en obra pública.

A su vez, una reciente encuesta del INDEC reveló que las constructoras planean reducir sus dotaciones de personal al menos en un 50% en los próximos meses.

En esta perspectiva de los datos, el sector construcción se prepara para que lo que queda del año registre indicadores con tendencias a la baja.

Impuesto a la Piedra

Los datos de los despachos de cemento se siguen con atención en el plano local: se vinculan con el aporte de las cementeras a través de la Tasa de Explotación de Canteras.

Si bien no se accedió a datos actualizados, se había dado a conocer que los ingresos municipales por Explotación de Canteras superaron en alrededor de 30% al primer trimestre de 2017.

En los meses de enero, febrero y marzo, la recaudación ascendió a 72,3 millones de pesos. El promedio mensual de aportes de las empresas del rubro minero fue de 24 millones de pesos.

A la hora de explicar la notable mejora en las partidas que la Municipalidad recibió con el Impuesto a la Piedra, se tomaron en cuenta el aumento de los despachos de cemento y la suba del valor del producto. Hay además una tercera variable: en la Ordenanza Fiscal e Impositiva 2018 se introdujeron cambios en el Derecho de Explotación de Canteras sobre los que la secretaria de Economía, Eugenia Bezzoni, había adelantado que redundarían en una mejora en la recaudación.

Asfalto, nuevo récord

El consumo de asfalto vial en el primer semestre de 2018 acumuló un total de 316.359 toneladas, un 15% más que el mismo período de 2017, que cerró con 275.044 toneladas, convirtiéndose en el mejor semestre de la historia, informó el Ministerio de Transporte.

“El año pasado se había posicionado como el de mayor consumo de la historia de este insumo en el país, por lo que las cifras de este año apuntarían a un nuevo récord” agregó el informe de la cartera que conduce Guillermo Dietrich.

“Hemos mantenido el presupuesto ambicioso de este año en el Ministerio así como el nivel de las obras, con el consumo de asfalto vial alcanzando récords históricos; un claro indicador del nivel de actividad en la obra pública. Estamos construyendo la infraestructura que le cambia la vida a la gente”, dijo Dietrich.

Según los funcionarios, las cifras de consumo de asfalto vial se deben a los “avances de Plan Nacional de Transporte”. Algo que presentan como “uno de los principales indicadores del gran movimiento que hay en la obra pública”.

Las expresiones del área de Transporte quedaron en duda semanas atrás cuando, parte del recorte de gastos al que obliga la reducción del déficit fiscal luego del pacto con el FMI implicará una poda en obra pública, la que se estima en unos 30.000 millones de pesos y respecto de la cual ya han manifestado su preocupación distintos actores involucrados, como las pymes de la construcción.

El Popular