Catamarca: Para microbióloga cubana “El panorama en Catamarca es muy alentador a nivel ambiental”

0
380

Mediante gestión del juez Electoral y de Minas, Raúl Guillermo Cerda, arribó a la provincia Sheila Prado, una joven cubana de 30 años, oriunda de La Habana, que es microbióloga y llegó al país para desarrollar una capacitación en el prestigioso laboratorio del Dr. Daniel Stamboulian, que es uno de los más importantes de Latinoamérica.


Sheila fue invitada por la presidente de la Comisión Nacional de Parques Naturales de Sitios Históricos, Teresa de Anchorena junto con el Dr. Daniel Stamboulian para realizar una capacitación y conocer sobre “microbiolitos y microorganismos” que hay en la Puna (Antofagasta de la Sierra), tarea de relevancia porque “es importante preservarlos de la actividad minera, porque son los que han dado origen a la vida”, según Cerda.

La joven cubana destacó la riqueza de su visita al país y a Catamarca, al comentar que “el intercambio profesional ha sido un aporte de ambas naciones (Argentina y Cuba). El intercambio científico ha sido muy interesante, nos aportamos mutuamente. En Cuba, por el problema del bloqueo (comercial con Estados Unidos), tenemos muy poco acceso a estas máquinas que dan un rápido informe sobre los microorganismos y así poder dar al médico una rápida respuesta. En Cuba, mucho de eso todavía lo hacemos a mano. Tenemos que esperar. Sin embargo, aquí en Catamarca, en 8 o 16 horas ya tenemos una primera respuesta. Es muy interesante que me haya capacitado sobre eso, porque en algún momento Cuba va a tener esos equipos. Ya di ese primer paso y puedo ayudar al resto de los compañeros en esa capacitación”.

A su vez, desde el punto de vista científico, ella también dejó enseñanzas sobre qué es el microorganismo, cómo se transmite, cómo se trata, cómo se identifica.

Panorama en la Puna

“Hay un panorama alentador. Con la ayuda del Dr. Cerda que le importa mucho preservar esas cosas a nivel microbiológico, a nivel humano, va a permitir en un futuro que esas áreas que ya han sido explotadas por la minería, sean regeneradas a través de nuevos microorganismos, que dieron el origen de la vida. Y que no afecte el medioambiente, que no se extingan plantas, ni animales. Y lograr un nuevo paisaje, ¿por qué no? El panorama es muy alentador a nivel ambiental porque es un nuevo comienzo. Es tratar de que no haya más desertificación, sequía, que la lluvia vuelva, que animales muy bellos no se pierdan. Y eso parte de una pequeña bacteria que se une con muchas para lograr esto, para empezar el ciclo evolutivo”.

Sheila no ahorró elogios para la provincia: “Catamarca me resulta precioso. Primero porque hay sol. Y segundo, porque cada vez que me despierto, hay montaña. Me encanta. Y los paisajes yendo a Amaicha, por ejemplo, esos cambios de la vegetación. Es impresionante… quiero que los mineros respeten esas áreas y después que esas áreas mineras sean reforestadas, sean nuevamente vivas”.

“Siempre me ha preocupado el medio ambiente, aunque me dediqué a lo más pequeño”, añadió.

“Catamarca tiene la suerte de que tiene un juez minero (por Cerda) que se preocupa por los pueblos originarios. Es una persona muy humana. Cuando viene alguien a pedirle una ayuda, cuando viene alguien con algún problema, siempre trata de que haya un consenso. Y sobre todo, que no haya afectaciones a terceros: dígase persona y medio ambiente. Como mediador político, está del lado de los buenos”, concluyó.

El Esquiú