Jujuy: LSC Lithium, una empresa que llegó para quedarse

0
66

LSC Lithium Corporation (LSC Lithium) es una empresa que desde 2009 tiene presencia en Argentina. Originalmente desde 2016 se encuentra operando proyectos de exploración en nuestra provincia y en Salta: Pozuelos, Pastos Grandes, Salinas Grandes, Río Grande y Jama. Un importante recorrido, común a otras empresas que se embarcan en la dura faena de alcanzar una etapa productiva en un corto plazo.


Todo proyecto minero inicia con varias etapas de exploración. Los distintos tipos de minerales, no se encuentran siempre en iguales condiciones de disposición, de cantidades, de factibilidades o viabilidades de ser extraídos y trabajados.

Todas estas variables operan en relación a las posibilidades concretas de llevar -o no llevar- adelante un proyecto minero. Las “riquezas” disponibles que pueden suponerse desde el sentido común o las “impresiones” que puedan tenerse sobre un lugar u otro, no siempre se concretan en posiblidades reales de llevar adelante un proyecto. Con todas esas variables se encuentra una empresa al proponerse explorar un área. Por ello, la importancia de que las empresas arriesguen capitales para explorar. Sin exploración, no hay minería.

Entre algunas de las empresas explorando en nuestra región y, fundamentalmente, entre las que más avances han logrado, se encuentra Lithium LSC. Esta empresa, posee cerca de 10 años de experiencia en la región, con cinco proyectos (entre propios y asociados): Pozuelos de 30.000ha (100% de participación); Pastos Grandes de 2.683ha (100%) adyacente a Pozuelos, en la provincia de Salta; Salinas Grandes de 85.000ha (51%) entre las provincias de Salta y Jujuy; Rio Grande de 26.865ha (100%) en la provincia de Salta; y Jama de 7.600ha (68%), en la provincia de Jujuy. Los cinco proyectos mencionados han comenzado a convertirse en una realidad. Hay una apuesta muy grande e importante por parte de la compañía ya que en este momento se trabaja en paralelo en todos ellos, con mayor o menor grado de avance. El objetivo de todo este esfuerzo es que estos proyectos que hoy son exploratorios, se conviertan en proyectos de producción de carbonato de litio a gran escala, en un futuro aproximado de tres a cuatro años.

Si manejar un proyecto minero con solo una localización territorial exige enormes esfuerzos gerenciales, movilización de recursos económicos y humanos de forma permanente, tareas  de coordinación y planeamiento con todos los actores involucrados, etc.; dinamizar cinco proyectos en paralelo es  una tarea enorme. Los miembros de LSC Lithium toman con un alto grado de profesionalismo y cumplimiento las metas diseñadas por los CEO´s de la compañía.

Todos los estudios de factibilidad, los trabajos de prospección, las muestras obtenidas, los análisis de esas muestras y, en general, todos los trabajos realizados en Argentina por la compañía deben cumplir con los estándares de calidad exigidos por la bolsa de Toronto. Esto significa que lo que la compañía anuncia cumple con los más altos estándares de calidad y otorgan plena certeza a los inversores, ya que son anuncios de una veracidad absoluta (se trata de inversiones millonarias en dólares, motivo por el cual el cumplimiento de esos estándares son indispensables para los inversores).

Dentro de las innumerables tareas que requiere llevar adelante un proyecto minero de litio, se encuentran  la obtención de muestras y el análisis de las mismas. Particularmente la segunda actividad, el análisis de las muestras obtenidas en las distintas localizaciones, ha sido llevada a cabo por un proveedor local: se trata de NorLab-Alex Stewart. Este laboratorio, ubicado en Palpalá, cumple con todos los estándares internacionales exigidos para este tipo de análisis. Esto demuestra nuevamente que, si bien los inversores mineros son extranjeros, desde el comienzo mismo de un proyecto minero, ya se cumple con el objetivo de generar trabajo para empresas locales. Así se materializa el tan anhelado “desarrollo de proveedores locales”, una de las premisas del sector minero y de los gobiernos nacional y provincial.

Otro de los trabajos que implica el desarrollo de un proyecto minero, está relacionado con lo que se conoce como “Relaciones comunitarias”. En esa dirección LSC Lithium ya cuenta con un equipo de profesionales que está trabajando fuertemente con las distintas comunidades comprendidas dentro del área de los 5 proyectos mencionados. Se trata de profesionales que realizan la mayor parte de su tarea en “campo”, es decir, visitan las comunidades, conocen a sus miembros, toman contacto directo con sus representantes y, en conjunto, trazan distintos planes de acción para lograr los objetivos planteados. Estos profesionales contratados por la compañía realizan, además de las tareas ya mencionadas, informes detallados a los mandos gerenciales a fin de que estos cuenten con todos los elementos y detalles para lograr obtener esa dinámica necesaria de “ida y vuelta” informativa y trabajo consensuado con las comunidades.

Como se puede observar, LSC Lithium está realizando una apuesta grande a futuro y pretende posicionarse dentro del mercado de “las litieras” como un jugador de primer nivel. En ese sentido, todos y cada uno de los objetivos que se plantean se llevan a cabo con el mayor profesionalismo y con un grado de entrega que dejan ver a las claras que si las condiciones de estabilidad jurídica y económica son favorables en nuestra provincia, en pocos años contaremos con otra importante fuente de mano de obra y de desarrollo en los distintos lugares de la Puna.

El Tribuno