Córdoba: Polémica entre empresa minera y la escuela de minería de José de la Quintana

0
81

El pueblo, vecino de Alta Gracia, suma controversias en torno a las explotaciones que siempre lo caracterizaban entre una cantera en la que los alumnos de la escuela local realizaban sus pasantías.


Por María Luz Cortez

El lunes pasado, estudiantes del Ipet 265 de José de la Quintana tomaron esa escuela secundaria en señal de protesta por la caída de las pasantías en una cantera del lugar. Ese colegio es por todos conocido como Escuela de Minería, por su especialidad, única en Córdoba.

No es la primera vez que la explotación minera genera posiciones encontradas entre los vecinos del pequeño pueblo, ubicado a 25 kilómetros de Alta Gracia. Los vecinos dividen las aguas de sus opiniones entre la posibilidad de generar puestos de trabajo y actividad económica, o de observar en cambio los eventuales impactos en el ambiente que se generan.

Con una serie de comunicados por parte de los distintos sectores involucrados, continúa la tensión en un pueblo tan pequeño que no cuenta con una autoridad formal propia y que depende, en ese sentido, de la comuna cercana de Villa San Isidro. En 2017, por ejemplo, una audiencia pública debatió sobre la instalación de una cantera, en la que se manifestaron posiciones a favor y en contra. Era la primera vez que una zona caracterizada por la minería, y que hasta tiene una escuela que se especializa en esa actividad, debatía por dar lugar o no a una nueva mina.

En esta oportunidad, otra discusaión: un grupo de jóvenes tomó la escuela el lunes último ya que sus pasantías en una cantera cercana se habían terminado, por disposición de la empresa. No tuvieron ya donde practicar lo que aprendían en las aulas. El argumento de la empresa fue que el director de la institución escolar se manifestó en una audiencia pública en contra de esos emprendimientos mineros.

Comunicados varios

Hubo tres comunicados fueron difundidos en las últimas horas: del director de la escuela, de la cantera y de la asamblea de vecinos de José de la Quintana y San Isidro.

El primero, del director Jorge Giménez, aclaraba que su intervención en esa audiencia pública realizada unos días antes había sido a título personal como vecino de José de la Quintana, y no en representación del Ipet. “Considero que la empresa cumple con los requisitos de minería responsable y sustentable y manifiesto mi apreciación y valoración positiva hacia la empresa, por haber recibido hasta el año pasado a los estudiantes de la institución”, plantea esa nota.

Sin embargo, desde la empresa, en un texto publicado por Radio Punto 11, señalaron: “Lamentamos mucho esta situación por los alumnos y los docentes (…) pero nos resulta inviable otorgar pasantías a una institución cuyo máximo responsable está totalmente en contra de nuestra actividad”.

Por su parte, los integrantes de la asamblea vecinal señalaron que no están en contra de la minería sino que están a favor de una responsable y sustentable. “Apoyamos que las y los alumnos realicen las prácticas preprofesionales, por eso vemos con preocupación que las condiciones que garantizan las misma y el derecho a la educación sean vulnerados por la decisión unilateral de una empresa privada”, plantearon.

La Voz