El INDEC informó que la industria se derrumbó más de 8 % durante el mes de junio,

0
38

El guarismo está en sintonía con algunas estimaciones privadas que venían circulando en ámbitos empresarios.


Por segundo mes consecutivo, el índice que mide la evolución de la industria registró un saldo negativo en la comparación interanual, luego de un año de resultados positivos.

La medición oficial se ubicó por encima de las estimaciones privadas: para la consultora de Orlando Ferreres la baja fue del 5% en junio y para FIEl, trepó al 5,4%.

Según el Estimador Mensual Industrial (EMI), las caídas más fuertes en la medición interanual de junio correspondieron a refinación del petróleo (19,9%), automotriz (11,8%), caucho y plástico (11,1%) y metalmecánica (10,9).

También terminaron el mes con fuertes bajas: la industria textil (10,8%), la elaboración de sustancias y productos químicos (10,0%), tabaco (9,7%), alimenticia (5,4%), la edición e impresión (4,2%), minerales no metálicos (3,7%) y el bloque de papel y cartón (1,2%).

Por otra parte, las industrias metálicas básicas registraron en junio una suba en la medición interanual (9,8%), según la información oficial.

La industria alimenticia acumula en el primer semestre una disminución de 0,5% en comparación con el mismo período del año anterior.

La producción de carnes rojas tuvo un aumento en junio de 5,9% respecto del mismo mes del año anterior, y acumuló en el primer semestre una suba de 9,7% contra igual período de 2017.

En tanto que la producción de carnes blancas registró una disminución de 11,8% en la medición interanual, y acumuló en la primera parte del año una caída del 6%.

La molienda de cereales y oleaginosas experimentó una disminución de 10,7% en junio respecto del mismo mes del año anterior, y acumula en el primer semestre una caída de 9,8% respecto del mismo período del año anterior.

La producción de bebidas presentó en junio una disminución de 11,2% contra igual mes del año anterior, originado por bajas en vinos, gaseosas, aguas y sodas, y acumula en el primer semestre de 2018 una suba de 1,6% con respecto al primer semestre de 2017.

El bloque de refinación del petróleo acumuló en el primer semestre del año una baja de 5,6% en comparación con el mismo acumulado de 2017.

“La baja en el crudo procesado se debe a paradas de planta de empresas del sector en junio. En este sentido, la caída en la producción de derivados del petróleo se explica, principalmente, por la menor actividad de la destilación primaria”, indicó el informe oficial.

Con respecto a los derivados, las principales bajas en de junio se presentan en gasoil y fueloil, y en menor medida en naftas.

Diario Jornada