Mayoral declaró en la causa de los cuadernos y negó vínculos con los empresarios involucrados en el caso

0
101

Continúa el desfile de empresarios por el despacho del juez Bonadio. Fue el turno del exmiembro de la Auditoría General, Javier Fernández, y del exchofer de Néstor Kirchner, Rudy Ulloa, entre otros. Además el magistrado emitió una alerta roja de Interpol para la captura del empresario Oscar Thomas.


por Cecilia Devanna

El ex secretario de Minería durante el kirchnerismo, Jorge Mayoral, negó vínculos con los empresarios involucrados en el caso. Afirmó que no los conoce y sostuvo que ni recibió, ni hizo pagos ilegales.

Después fue el turno del miembro de la Auditoría General de la Nación (AGN) Javier Fernández, quien ingresó al juzgado de Claudio Bonadio pasadas las nueve y media de la mañana y aún permanece declarando.

En tanto que, pocos minutos antes de las 11, quien llegó al cuarto piso de los tribunales de Retiro fue Rudy Ulloa, ex chofer de Néstor Kirchner y hombre de su máxima confianza. Se retiró cerca de una hora después. En el tiempo que estuvo adentro no declaró y negó los cargos que se le imputan.

Por otro lado, en el edificio de Retiro se encuentran Francisco Valenti -del grupo Pescermona- y Héctor Alberto Zabaleta, ex directivo de Techint, quien fue detenido ayer en su casa de Villa Urquiza. Rudy Ulloa se negó a declarar y rechazó las acusaciones en su contra Zavaleta se encuentra en estos momentos en la fiscalía de Carlos Stornelli y crecen las versiones sobre que podría solicitar declara bajo la figura de arrepentido. Sobre Valenti sobrevuela el mismo rumor, pero por el momento sin mayores precisiones.

Alerta a Interpol. Bonadio emitió este martes una alerta roja de Interpol para la captura internacional del exdirector de la represa binacional de Yacyretá y dirigente kirchnerista quien permanece prófugo desde el miércoles pasado en la causa de los cuadernos de las coimas. José Manuel Ubeira, abogado de Thomas, señaló en declaraciones a la prensa que su defendido “no se va a entregar ni soñando”. Y agregó: “Quiere participar del debate pero en libertad”.

En ese marco el abogado detalló que su cliente no está prófugo y reclamó que se le otorgue la eximición de prisión. “Lejos de estar prófugo, todo lo contrario, mi cliente quiere participar del debate, pero quiere estar libre, algo que se garantiza en la Constitución a todos los ciudadanos”, señaló.

Ante esto, Ubeira afirmó: “La palabra prófugo tiene que ver con una una persona que evade la acción de la justicia” y al mismo tiempo remarcó: “Mi cliente quiere participar, pero no quiere participar preso, por eso se pidió la eximición de prisión para que pueda defenderse en libertad”.

(Fuente www.perfil.com).