Río Negro: Más problemas en Alpat: nuevo régimen hará caer el monto de salarios

0
97

El gerente de la firma anunció cambios en el sistema de turnos, que ahora serán fijos y no rotativos. Los empleados no podrán incorporar sumas extras a sus haberes.


Vanesa Miyar

Reducción horaria en cada uno de los turnos, que ahora serán fijos y no rotativos. Eso significará una disminución en el monto de los sueldos, que además – al cambiar la modalidad de tareas – no podrán incorporar sumas extras.

Ésas fueron, entre otras, las principales medidas que anunció el gerente de Álcalis de la Patagonia (Alpat), Mariano Emanuelli, quien viajó desde Buenos Aires a San Antonio Oeste para compartir una serie de encuentros con los titulares de cada una de las áreas de la planta, y con el gremio que nuclea a los trabajadores.

Las reuniones, que se desarrollaron durante toda la jornada del martes, fueron reveladoras. Es que habrá cambios en la organización laboral de la fábrica. Y aunque no anunciaron despidos de personal, las medidas apuntan a reducir y “amesetar” los sueldos.

Esta tarde, tras la intensa jornada previa, la conducción del Sindicato de Industrias Químicas y Petroquímicas (Spiqyp), permanecía reunida para definir el modo en el que trasladarían los nuevos lineamientos a sus afiliados. Se trata de cerca de 300 personas que se desempeñan en la planta.

El personal restante, que llega a totalizar los 450 obreros, no están representados por este gremio. Son los que trabajan en la salina que explota la empresa y en la cantera de piedra caliza ubicada en el paraje Aguada Cecilio.

De esta forma, cambiaron radicalmente las expectativas que habían sido expresadas por referentes de Spiqyp tiempo atrás. Ocurre que antes de que surgiera el conflicto con Camuzzi, que por una deuda cortó temporalmente el suministro de gas de la planta, el gremio se había mostrado entusiasmado, porque los niveles de producción hacían prever que la firma repuntaría y que ellos podrían comenzar a negociar el cobro de salarios en un solo pago. Eso no ocurre desde enero de 2016, cuando comenzaron a cobrar en cuotas, que terminaban de cubrir a lo largo del mes. Ahora la realidad indica que, lejos de normalizarse, la crisis continuará y se instalará un intenso ajuste.

Emanuelli llegó a la ciudad el lunes por la noche y regresó a Buenos Aires hoy, sin haber mantenido ninguna reunión protocolar con funcionarios municipales y evitando todo contacto con la prensa. Tras varias promesas infructuosas, “Río Negro” finalmente no pudo contar con su palabra, que había comprometido a través de la referente del área de personal de la firma, Luciana Di Clérico.

El suministro de gas sigue preocupando

En Alpat sigue siendo preocupante el suministro de gas. Fuentes del gobierno provincial revelaron que, más allá de la deuda existente, el inconveniente con la empresa a Camuzzi se generó porque la se estaba manteniendo una relación comercial sin el aval de un contrato. Indirectamente, el dato fue confirmado por el propio gobernador Alberto Weretilneck días atrás, durante su visita a la localidad.

“Nosotros dijimos que podíamos garantizar de alguna manera el contrato que Alpat acuerde con una nueva prestadora (de gas). Pero es una situación compleja, porque al estar (la fábrica) inhibida (por la Justicia, al igual que el resto de las firmas del grupo Indalo) se nos hace muy difícil poder salir de garantía. Por eso lo que estamos esperando es que Alpat pueda firmar un contrato” expresó Weretilneck, al ser consultado por las gestiones para acelerar la búsqueda de otra proveedora del suministro.

Mientras tanto, desde el 16 de agosto, y tras 5 días sin gas, la firma recuperó el suministro. Pero sólo porque Camuzzi fue obligada a reconectarlo por una medida cautelar que aceptó la Justicia, basada en la emergencia ambiental que podría generarse debido a la paralización abrupta de la fábrica

Diario Río Negro