Catamarca: Empresa que explora litio indicó que las retenciones mineras no los perjudican

0
132

El representante de la firma mencionó que el valor del litio tiene un margen, que en principio, no los afectaría.


Estimaron que el proyecto produzca más de 30 mil toneladas de carbonato de litio para el 2023.

En el transcurso de la semana que termina, el Gobierno nacional anunció y oficializó el regreso de las retenciones. En un primer momento la medida giró en el impacto para el sector agrícola, quedando en segundo plano la vuelta a las retenciones para la minería.

En este marco, la canadiense Neo Lithium se encuentra negociando un acuerdo de u$s 490 millones para financiar la construcción de una mina en Argentina. La firma, con sede en Toronto, busca aprovechar las oportunidades del litio.

El presidente de Liex (subsidiaria de la firma canadiense), Tomás De Pablos, la cual lleva adelante tareas de exploración en el Proyecto Tres Quebradas (3Q) -en Fiambalá- dijo a El Cronista que hasta el momento, las retenciones a la minería no los perjudicará.

En este sentido, señaló que “para el proyecto de exploración, no nos perjudica el tema de las retenciones. Esto será algo que tendrán que analizar los inversores. De todos modos, no creo que nos afecte”.

Sucede que, según señaló, “la necesidad de obtener el mineral es muy grande” a lo que se les suma un factor: “El valor del litio tiene un margen que no nos debería afectar”.

En contexto, el Gobierno nacional decidió gravar con $4 por cada u$s 1 exportado de productos primarios, mientras que en los últimos cinco años, el valor del litio se disparó de u$s4800 a u$s16.500 en el mercado internacional.

En la actualidad Neo Lithium conversa con potenciales socios de los Estados Unidos, Europa y Asia para seguir desarrollando el proyecto. Según De Pablos, el acuerdo se definiría en los próximos meses. La sociedad con otra empresa permitiría estimular la actividad de litio en la Argentina, que es la tercera reserva más grande del mundo.

Iniciativa

El Proyecto 3Q está en Fiambalá, a 30 kilómetros de la frontera con Chile. Hay dos salares de gran tamaño, cubriendo un total de 160 kilómetros cuadrados.

El plan consiste en pozos de exploración en el salar y alrededor del reservorio de salmueras. Para ello se construyó un campamento permanente.

Desde 2016, la firma Liex lidera el proyecto 3Q con el fin de determinar la factibilidad económica. A partir de aquella fecha y hasta la actualidad, la inversión aproximada fue de US$25 millones.

De acuerdo con De Pablos, a partir de la suma invertida es posible seguir avanzando. “Una vez concretado el acuerdo, el proyecto demoraría un año y medio más”, comentó el referente de Liex.

En los próximos meses debería estar lista una planta de prueba para procesar el litio. En un principio, la idea es que opere de forma remota en Chile hasta febrero. Luego, sería llevada a Catamarca.

Se espera que el proyecto produzca 35.000 toneladas métricas de carbonato de litio para 2023 y que, también, produzca hidróxido de litio.

Ahora, Neo Lithium debe subcontratar un estudio de factibilidad. Comenzará el proceso en noviembre y pretende iniciar la construcción de la planta principal el próximo año.

El Esquiú