Los empresarios protestaron por la inestabilidad económica, los altos impuestos y la falta de financiamiento, pero Uñac fue optimista.


Por Natalia Caballero – Especial para Los Andes

En el Día de la Industria, los empresarios del sector se reunieron en San Juan para hacer un balance de cómo viene transitando el empresariado el año 2018. La Unión Industrial identificó los principales enemigos con los que tienen que convivir diariamente, ligados a las decisiones del Gobierno Nacional. El gobernador de esa provincia, Sergio Uñac, estuvo en el acto de los industriales y si bien le apuntó a ciertas medidas de la gestión de Mauricio Macri, pidió ser optimistas y aseguró que en San Juan se vive un “microclima”.

El anfitrión del acto fue el presidente de la Unión Industrial, Hugo Goransky. En diálogo con diario Los Andes, el industrial enumeró las problemáticas con las que convive el sector en este 2018 movido para la economía nacional. “La realidad es que no estamos ajenos a lo que pasa en el país, tenemos una presión impositiva muy importante. Las economías regionales no están teniendo el impulso que necesitamos, es un desafío para el Gobierno Nacional federalizar la Argentina, pensar que las pymes son las que generan el trabajo genuino, que a través de las pymes podemos producir productos que se pueden exportar al mundo”, comentó.

“Para lograrlo, hay que hacer una reforma impositiva profunda para ser lo más competitivos posible. Otra de las problemáticas que tenemos es la imprevisibilidad, todos los días cambian las reglas del juego”, indicó Goransky, quien se refirió directamente a la vuelta de las retenciones mineras.

Gustavo Fernández, miembro de la Unión Industrial, señaló las mismas problemáticas que Goransky como las principales con las que tiene que pelear el sector. Para Fernández lo peor es la alta presión impositiva con la que deben convivir y graficó la situación argentina al compararla con el resto de los países. “En ningún otro país del mundo, excepto Venezuela, se tiene que pagar lo que pagamos acá de impuestos”, expresó.

Sector creador de empleo

En San Juan hay 2.000 industrias que dan trabajo en forma directa a 17.000 personas. La Unión Industrial fue tajante y dijo que no hay despidos a pesar de la situación económica, salvo en algunos casos puntuales. “En general la industria en San Juan está sosteniendo la crisis acudiendo a herramientas como el adelantamiento de las vacaciones, la eliminación de horas extras y la realización de tareas de mantenimiento.  Esperamos que esta coyuntura no dure mucho tiempo y recuperemos sendas de crecimiento”, agregó Fernández.

El gobernador Uñac destacó cómo San Juan se viene manejando en términos económicos y no dudó en decir que la provincia ha generado un microclima. “Sería un negador si no dijera que el país tiene problemas. Desde el 2015 hubo una tendencia de favorecer la especulación, en el corto o en el mediano plazo íbamos a tener un problema y lo estamos teniendo. En algún punto el Gobierno Nacional va a tener que girar o cambiar. La democracia argentina tuvo dos grandes ausentes: la seguridad jurídica y el diálogo. En San Juan hubo continuidad y no hemos generado un clima de volver a empezar”, alegó en su discurso ante el centenar de industriales que estaba en la sede de la empresa Motores Balderramo.

En la misma sintonía, Goransky puso la mira en el Gobierno Nacional y lo culpó de favorecer la especulación y no la producción de recursos genuinos. El acto cerró con un gran pedido del sector al gobierno de Macri para que la minería continúe sin pagar derechos de exportación.

Diario Los Andes