Urtubey recibió a los empresarios que dirigen las actividades en el proyecto Mariana, sobre 160 hectáreas próximas al legendario volcán salteño.


El proyecto de explotación de litio en el Salar de Llullaillaco, en la Puna salteña, se encuentra en etapa de “exploración avanzada”.

El gobernador Juan Manuel Urtubey se reunió ayer con los empresarios Jason Luo, de China, y Bruno Kasper, de Canadá, quienes encabezan la exploración. En el encuentro participó también el secretario de Minería de la Provincia, Daniel Ricardo Blasco, quien explicó que la empresa de capitales chinos invierte en la explotación de carbonato de litio en Jujuy y Salta. “Es una empresa que tiene muy claros los conceptos de inversión, de empleo, de producción y de compromiso social”, afirmó.

La empresa

Jason Luo es gerente general de Mariana Lithium Corp, filial argentina de la multinacional china Ganfeng Lithium, uno de los principales productores de litio en el mundo, y tiene opciones por el 83% del proyecto Mariana en el Salar de Llullaillaco en Salta, en etapa de exploración avanzada.

El geólogo Bruno Kasper es gerente de proyecto Mariana en la Puna salteña a cargo de Litio Minera Argentina SA, filial de la canadiense International Lithium Corp. Compañía minera de exploración constituida en Argentina en el 2009 para desarrollar esta iniciativa que alienta expectativas para la recuperación de la economía en Salta.

Lithium Corp. International es la piedra angular de los inversores Ganfeng litio Co. Ltd., fabricante líder de China de productos a base de litio.

El enfoque principal de la compañía es el proyecto de salmuera de litio – potasio Mariana, dentro del “Cinturón de litio” sudamericano, depositario de la gran mayoría de los recursos de litio a nivel mundial.

El proyecto Mariana tiene 160 kilometros cuadrados y abarca estratégicamente uno de los salares más prospectivos o “lagos de sal” en la región.

La empresa extraerá carbonato de litio en la Puna salteña, con una inversión prevista en 600 millones de dólares. El proyecto exploratorio evalúa el recurso, las reservas, el comportamiento del salar y realiza trabajos como planta piloto, utilizando tecnología convencional, basada en piletas de operación solar. Los estudios preliminares permitirán en tres años comenzar con la extracción del carbonato de litio en la zona del emblemático volcán.

Previsiones

Las previsiones anticipan la generación de 250 puestos de empleo directo en la etapa de producción y considerando el empleo indirecto, se llegaría a beneficiar a 800 personas.

Uno de los grandes desafíos de la minería actual es de orden social. La actividad se desarrolla en áreas despobladas, pero una estrategia adecuada permite celebrar contratos que garanticen la inversión en infraestructura de servicios.

Además, una política productiva de largo plazo debería contemplar la experiencia histórica de Salta, donde la minería y el agro generaron decenas de talleres metalúrgicos y de provisión de insumos y servicios, muchos de ellos, extinguidos.

La tercera condición esencial es la seguridad jurídica y política. La inversión minera requiere garantías a muy largo plazo de orden cambiario, tributario, de transporte y, especialmente, de legislación laboral.

Algunas de esas condiciones dependen de la Nación, cuyas políticas en las últimas décadas han sido inestables y expulsivas. Otras, de la Provincia.

Las empresas locales demandan, además, personal capacitado en el manejo de las nuevas tecnologías y en la disciplina productiva que exige el trabajo del minero.

El Tribuno