Los cuidadores de la reserva natural observaron las máquinas mientras realizaban tareas rutinarias. Pararon las máquinas y Minería abrió un sumario.


Dos guardaparques de la reserva natural de la quebrada de Las Conchas observaron maquinarias realizaban tareas a la altura de la zona denominada como “La Yesera” y cuando fueron a indagar, los operarios revelaron que abrían caminos para exploración y explotación minera.

Como los documentos que exhibieron esos trabajadores no se ajustaban a lo que estaban haciendo en la reserva, uno de los guardaparques detuvo las tareas de las máquinas y otro corrió en búsqueda de la policía.

Los efectivos de Cafayate partieron en comisión conjuntamente con peritos de criminalística que corroboraron que las topadoras abrían una picada en la quebrada, a pocos metros de la ruta nacional 68 y labraron un acta de fiscalización.

Ahora, la Secretaría de Minería abrió un sumario y envió una comisión de geólogos hasta el lugar para corroborar lo que está sucediendo en la reserva natural, según ley 6808/95, aunque las actuaciones están limitadas al “asueto administrativo” por el Milagro

FM Profesional 889.9