Para Dante Sica “La normalización de la macroeconomía nos está llevando más tiempo del esperado”

0
37

El ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica, admitió hoy que al Gobierno “le está llevando más tiempo del esperado” estabilizar la macroeconomía y atribuyó la dificultad de los cambios a “situaciones externas”. Además, consideró que “hay que trabajar por una agenda exportadora”.


El funcionario se expresó así en el evento “Women Corporate Directors (WCD) Capítulo Argentina”, realizado en la la Bolsa de Comercio de Buenos Aires en el que consideró que el mundo está en un proceso de cambios muy fuertes de la mano de la tecnología, pero con sobresaltos por las tensiones geopolíticas y estratégicas, como la guerra comercial entre China y los Estados Unidos.

“La normalización de la macroeconomía nos está llevando más tiempo del esperado, quizás por la herencia recibida o por las situaciones externas. Pero vamos a lograrlo, estamos dando señales concretas al mercado”, dijo el funcionario.

En este sentido, apuntó a que “para volver a insertar” a la Argentina “en el mundo con una economía mucho más integrada no solo en los flujos financieros sino también de la inversión”, hay que “trabajar en el sendero de cambios estructurales” mientras se “normaliza” la macroeconomía.

“Argentina es la tercera economía más cerrada del mundo”, deslizó Sica y aseguró que hay que cambiar también la cultura empresarial sobre las exportaciones: “Hay que borrar la idea de saldo exportable. Hay que trabajar en una agenda exportadora”.

“No alcanza con los recursos naturales, con el agro, tenemos que trabajar con otros motores como la energía, la minería y el sector industrial. Estamos en la víspera de un cambio muy fuerte a partir de lo que va a ser Vaca Muerta”, sostuvo.

Y señaló: “Estos cambios están llegando a la Argentina en medio de movimientos macro mucho más fuertes. El mundo se mueve, cambia y no nos espera. La Argentina también tiene sus debates internos”.

El ministro aseguró que el Gobierno de la alianza Cambiemos, “desde 2015 está enfrascado en un modelo económico que intenta cambiar 50 o 60 años de un país que no ha logrado tener un crecimiento sostenido en la inversión, con baja productividad y con un mercado laboral muy fragmentado”.

“Gran parte de esos problemas está en lo que ha sido en nuestra inestabilidad macro, con grandes déficit fiscales y procesos de inflación. Además de la inexistencia de una moneda, dado que en los últimos 50 años le sacamos casi trece ceros a la moneda”, afirmó

BAE Negocios