Argentina apuesta por el “petróleo blanco”

0
66

A través de la inversión privada, el país del sur se prepara para transformarse en líder mundial en la producción de litio, un mineral clave para la construcción de baterías fundamentales para el futuro de la industria de los vehículos eléctricos.


Francisco Lucotti

Desde la llegada a la presidencia de Mauricio Macri, el Gobierno argentino repite la idea de la apertura e integración al mundo, la atracción de inversiones para el desarrollo de las economías nacional y regionales y el apalancamiento de este crecimiento a través de la transparencia, la construcción de infraestructura y la eliminación de trabas para hacer más eficientes los procesos.

Hay un ámbito en el que este combo estaría empezando a ver sus frutos: el litio. También apodado el ‘petróleo blanco’ debido a su color natural y la potencialidad de las baterías para reemplazar a los motores por combustión, el 70% de los recursos de este mineral se encuentran en los salares repartidos entre el noroeste argentino, el desierto chileno y el sur de Bolivia.

“Me gusta decir que, con respecto al litio, Argentina tuvo muy buen ‘timing’ en aprovechar una ventana de oportunidad para desarrollar un recurso que también tienen Bolivia y Chile, pero que se atrasaron y no largaron como nosotros”, dijo a Sputnik Gustavo Koch, Gerente General de la Cámara Argentina de Empresarios Mineros (CAEM).

“Tenemos dos proyectos en producción y se vienen otros, producimos unas 40.000 toneladas y las vamos a triplicar, y tenemos, además, potencial de litio en roca. Como consecuencia, tenemos un futuro y un presente, que es lo importante. Te das cuenta del impacto cuando ves la generación de recursos a nivel local; áreas donde hay muy pocos habitantes, donde no son posibles actividades como la agricultura de la soja u otras tradicionales”, continuó Koch.

“Desde un punto de vista de inversión, Argentina, en el marco del litio, es altamente competitivo y atractivo. El potencial de salmueras es en general más económico y rentable a los efectos de producir y hay un mercado muy amplio y en expectativa que va creciendo”, dijo Ignacio Celorrio, EVP de Desarrollo de Negocios para América del Sur de Lithium Americas, empresa que está construyendo plantas en los salares de Cauchari y Olaroz en la provincia argentina de Jujuy.

“Recién ahora está sustentado en expectativas más razonables el desarrollo que el mercado va a tener a futuro. Hoy sigue siendo chico, es una potencialidad, todavía es algo que no se ha materializado. Suelo hacer el chiste de que cuando ustedes tengan un auto que funcione a batería de litio ahí sí podremos hablar del volumen del mercado”, dijo Celorrio en el marco de la cumbre empresarial B20.

mundo.sputniknews.com