Mendoza: Medir el consumo de agua

0
218

En una zona desértica como lo es el territorio que ocupa la provincia de Mendoza, el bien escaso por excelencia es el agua.


El anuncio es impactante, instalarán 160.000 medidores para bajar el consumo de agua. La empresa provincial  controlará en una primera etapa a más de la mitad de las 250.000 conexiones del Gran Mendoza, para que paguen por lo que usan.

Desde esta columna hemos sostenido, en reiteradas oportunidades, la necesidad de aplicar una tarifa medida a todos los usos de agua, no sólo la potable. Refiriéndonos, en particular, a la prioritaria necesidad de construir embalses en nuestros ríos, mientras esperamos que los embalses lleguen, que no será mañana. Hay que apuntar a un mejor uso del agua en todas sus aplicaciones, ya que son de sobra conocidas las ineficiencias.

Esto no se modifica con palabras, con apelaciones a la buena voluntad, hay que entender las reglas de la acción colectiva, claramente expuestas en la conocida expresión “¿por qué voy ahorrar yo si me vecino no lo hace?”. La cuestión se arregla cobrando el agua que se consume ya que producir agua potable en Mendoza  tiene costos altos. Hay que aplicar la tarifa medida, pendiente desde hace 20 años, durante los cuales se perdieron millones de dólares en medidores que se colocaron y nunca se usaron. No es cierto que con ello los pobres se quedarán sin agua, eso es demagogia; hay sobrados conocimientos para aplicar subsidios y ahorrar agua. Los ejemplos de la energía eléctrica y el gas están a vista.

En cuanto al riego agrícola hay que hacer lo mismo, cobrar por volumen, y esto de ningún modo es incompatible con el principio jurídico de la inherencia.

El anuncio realizado indica que la inversión será del orden de los 200 millones de dólares, financiados en un 70% por el Fondo Fiduciario para la Infraestructura Hídrica de la Nación y el 30% por la Provincia. El plazo de la obra está previsto en 36 meses. En el mes de abril de este año Aysam  dio un detallado informe de la situación en que encontraba la red de agua y cloacas en toda la provincia.

Se decía ahí que “el 46% de la extensión de la redes de agua en el departamento Capital está en  mal estado. En Las Heras el 53% y en Guaymallén 47% del tendido está en condiciones regulares”. La situación se repite en toda la provincia, donde apenas algo menos de un tercio se encuentra en buenas condiciones. En cuanto a la red cloacal, el 36% de la red provincial está obsoleta, el 6% en estado regular, el 45% en buenas condiciones y del 12% no se conoce la situación.

Ahora se informa que se renovarán las redes del gran Mendoza, con la novedad de que además de la cañería de agua y cloacas, se colocará un tercer conducto para fibra óptica. Esta servirá para micro medición y se alquilaría a empresas de cables, internet o telefonía. La renovación de redes comprende la cuenca de Campo Espejo. El gobernador ha expresado que “estamos trabajando en programas de agua contabilizada. Vamos a construir un sistema para verificar las pérdidas y contabilizar el recurso para optimizar su uso”.

Al respecto es muy interesante una declaración del superintendente de Irrigación en que dice que “el agua que llega a las plantas cloacales es la mitad de la que se produce. La otra mitad se pierde en riego y por ineficiencias”. Acá es conveniente tener en cuenta la diferencia entre uso y consumo de agua. Los modernos sistemas de medición miden la entrada de agua, pero también la salida. Dado que hoy las tecnologías de tratamiento de efluentes permiten la reutilización del agua, es importante la diferencia.

No obstante, algunos interrogantes surgen del análisis de los anuncios realizados. Uno es que Aysam dice que va licitar, además de la compra de los medidores, la “consultoría de ingeniería”, ambas cosas antes de diciembre. Cabe pues preguntar si tanto la empresa como otras dependencias del Estado Provincial, ¿no cuentan con capacidad técnica para realizar los proyectos? La otra es que dada la gran cantidad de obras de pavimentación realizadas y en realización, ¿se deberán ahora romper para colocar los nuevos conductos?

Diario Los Andes