Organismos de Argentina y Chile estudian el fenómeno en el Campo de Hielo

0
64

Las áreas técnicas de ambos países analizan imágenes satelitales y sacan sus primeras conclusiones. La hipótesis más probable es que se trate de un desplazamiento de material, ladera abajo. En Servicio de Geología y Minería descartó que se trate de un flujo asociado a ceniza volcánica, como se creía en un primer momento. En ambos países recomiendan una expedición a la zona.


Los organismos gubernamentales de geología de Argentina y Chile se encuentran analizando el fenómeno producido entre el 19 y el 20 de octubre pasado en el Campo de Hielo Sur, en la zona del Cordón Mariano Moreno.

Tanto el Servicio de Geología y Minería Argentino (SEGEMAR) como el Servicio Nacional de Geología y Minería de Chile (SERNAGEOMIN) realizan estudios sobres las imágenes satelitales que captaron el fenómeno atribuido en un primer momento a un evento eruptivo de ceniza volcánica.

Sin embargo esta primera hipótesis está perdiendo fuerza frente al análisis más pormenorizado de las imágenes. También está interviniendo en el tema el Instituto Argentino de Nivología y Glaciología (IANIGLA). Uno de los integrantes del equipo, Niolás Ruiz, dijo en FM Dimensión que de acuerdo al análisis de la mancha de se infiere que el desplazamiento de material sedimentario.

“No es algo que haya salido del interior del glaciar hacia la superficie, sino que es algo que se desprendió de una de las laderas del cordón Mariano Moreno. Además indicó que se ve que en parte dicho sedimento fue transportado por agua”, agregó el glaciólogo.

Ruiz dijo que lo principal para nosotros ahora es estudiar si este fenómeno está o no asociado a una actividad volcánica. Y ene se sentido ya nos pusimos en contacto con técnicos del SEGEMAR, para que analicen la imagen y nos den sus veredicto”.

EN CHILE COINCIDEN

Por su parte, el SERNAGEOMIN emitió este martes un informe exclusivo analizando el fenómeno. En él se manifiesta que “el depósito observado es el resultado de la ocurrencia de un flujo de detritos, descartándose que se trate de un flujo de lava o asociado a la emisión de ceniza volcánica”.

Para dicha afirmación se basaron además en el estudio de la imagen de un satélite francés y la información facilitada por los investigadores Yves Moussallam y Talfan Barnie del “Institut de Recherche pour le Développement” (IRD) de Francia.

Un análisis del espectro infrarrojo de la imagen obtenida el 22 de octubre dio cuenta que la mancha de sedimento no muestra señales de anomalías térmicas. En caso de haber estado asociado a un fenómeno eruptivo, serían visibles otras coloraciones en la imagen.

“El depósito de sedimento presenta una extensión aproximada de 3 km de longitud y su emplazamiento, a baja temperatura, no afectó la cobertura glaciar”, asegura el informe al que accedió Ahora Calafate.

El SERNAGEOMIN aclara que “con la información disponible no es posible establecer con certeza el origen del fenómeno”.

“Sin embargo – agrega – se postulan dos hipótesis: 1) con mayor probabilidad correspondería a una remoción en masa gatillada por inestabilidad de laderas en el cordón montañoso, y 2) con menor probabilidad el fenómeno podría ser derivado de actividad volcánica subglacial.

Igualmente tanto desde el IANIGLA como del SRENAGEOMIN ya están dejando trascender la imperiosa necesidad de que el fenómeno se estudie en el territorio para determinar fehacientemente su origen.

“Para la correcta determinación del origen del fenómeno y sus implicancias, es necesario realizar una campaña de exploración científica que permita levantar observaciones geológicas en el sector y adquisición de muestras para análisis”, afirma el SERNAGEOMIN.

Ahora Calafate