Conflicto con Minerar en Olavarría: AOMA acata Conciliación Obligatoria pero dice que es “ilegal, abusiva, arbitraria y desleal”

0
47

Ante la determinación del Ministerio de Producción y Trabajo de la Nación para que los representantes de la empresa Minerar y las autoridades de la Asociación Obrera Minera Argentina acaten una nueva instancia de negociación obligatoria, Héctor Laplace sentenció que la actitud de las autoridades actuantes “son una vergüenza nacional”. A la vez denunció que tal decisión es “ilegal, abusiva,  arbitraria y desleal”.


El dirigente fue categórico al expresar que esta medida del gobierno “solo piensa en que las actividades de la cantera no cesen para poder proveer material a Loma Negra” y bajo ningún aspecto alcanzar una solución a este tema.

En declaraciones a “Radio M” de la ciudad de Olavarría, el máximo dirigente de los trabajadores mineros abordó el conflicto del gremio con la empresa Minerar diciendo que “el reclamo de los trabajadores es justo y razonable”.

Laplace sobre este conflicto manifestó que todo “se origina cuando se produce un cambio unilateral – por parte de Minerar –  en la modalidad de trabajo dentro de la empresa al decidir cambiar la utilización de camiones de carga de 50 a 100 toneladas”. Aseguró que con esta implementación “los trabajadores que tenían un plus por trabajar de noche, que oscilaba entre 3500 y 7000” perdieran este beneficio. Ante esto AOMA presentó un reclamo a la empresa, para lo cual existieron “muchas negociaciones pero en los últimos 30 días se agudizó el conflicto” que es de conocimiento público.

Por esta situación, la Secretaría de Trabajo establece “la conciliación obligatoria por 15 días hábiles y tampoco se llego a un acuerdo,  la misma ley prevé la ampliación por cinco días hábiles más y lo hemos acatado. El pasado viernes 2 se acabó este tiempo y la autoridad de aplicación dio libertad a las partes”.

Cuando todo indicaba que se retomaban las medidas de fuerza “ese mismo viernes nos llega una nueva conciliación por el mismo conflicto” por cuanto que AOMA el lunes 5 de noviembre “recurrió la misma por ilegal, pero los funcionarios llevaron adelante su decisión y nos convocaron a otra reunión para el pasado miércoles y la empresa no asistió”  a la misma en los tiempos que establece la ley en vigencia. Laplace explicó que la reunión estaba prevista “para las 12 y recién se presentaron a las 15.30 horas”.

En los despachos oficiales y ante los reclamos de la entidad sindical las autoridades presentes “se negaron a realizar el acta” correspondiente para estos casos. AOMA interpreta que la nueva conciliación obligatoria “es una decisión absurda y no está escrito en la legislación vigente” la posibilidad de dictar esa medida.  Mientras las autoridades actuaban “la empresa entre el lunes y el miércoles había empezado con el envío de doce telegramas de despidos”.  Algo que se revirtió posteriormente para cumplir el nuevo plazo establecido para reiniciar las negociaciones.

Laplace fue contundente al definir que esta “nueva resolución es ilegal, abusiva,  arbitraria y desleal” calificando, a la medida y la decisión de las autoridades de Trabajo, como “una vergüenza nacional”.

“Hemos hecho todo lo posible para permanecer dentro de la ley, analizamos con nuestros asesores legales y con los compañeros de la seccional Olavarría la situación, decidiendo acatar, lo que a todas luces, es un instrumento ilegal para resolver este conflicto”. Laplace sentenció que “esta no es la mejor condición para discutir, ya que la autoridad están mirando la realidad para un solo lado”

El dirigente ratificó que ahora “los trabajadores están en sus puestos laborales y los despedidos fueron reincorporados a sus funciones”. Denunció que desde la empresa Minerar se instrumentan acciones tendientes a presionar a los mineros. “Existen presiones de escribanos, fiscales por causas penales y móviles policiales dentro de la cantera” lo que provoca “mucho nerviosismo por causa de estas presencias”. Explicando en la entrevista que “para un laburante, que sabe que la familia lo espera en la casa,  sentir toda esta presión” los pone muy tristes.

Aseguró que “lo que nos está pasando no se resuelve con medidas unilaterales” que al mismo tiempo “quieren mostrar que los que estamos en falta somos los trabajadores” actitud que se presume tanto desde la empresa y como del gobierno.

Explicó que “la que toma una decisión unilateral que afectó al trabajador es la empresa Minerar”, situación que provocó “la reacción del trabajador cuando vio reducido su sueldo”.   Advirtió que desde AOMA “queremos solucionar este problema pero no con este estilo” de relacionamiento desde el sector empresario.

Sobre las autoridades actuantes no midió su apreciación. Sentenció al respecto que “no han tenido la deferencia de citarnos a una audiencia para negociar, solo decidieron” de este modo porque “solo piensan en que las actividades de la cantera no cesen para poder proveer material a Loma Negra”.

Seguidamente, mostrándose molesto con la situación, Laplace expresó que “analizamos iniciar una demanda penal a los funcionarios firmantes de la última conciliación por incumplimiento de los deberes de funcionarios público”. Finalmente caratuló a la resolución ministerial como que “es un horror, una aberración jurídica”. Por último afirmó que los trabajadores mineros “estamos con mucha bronca, pero acatamos la resolución para no salir de la ley”, concluyó.