Extraería piedra de roca en un campo de 150 hectáreas, pegado a la ciudad de La Calera. Mañana es la audiencia pública ambiental. Vecinos, ambientalistas y el municipio se oponen al emprendimiento. Hay otros en esa zona.


La Calera. El proyecto de una empresa para explotar una nueva cantera en la ciudad de La Calera agitó el debate por estos días en esa ciudad, pero también en otras vecinas de Sierras Chicas. Vecinos de varios barrios, ambientalistas y hasta el municipio se oponen a la habilitación, en uno de los accesos a esta ciudad.

El proyecto de Cantera Rumi plantea la extracción de 50 mil toneladas mensuales de áridos (piedras de rocas), durante 30 años, en un campo de 150 hectáreas muy cercano a La Calera.

Este viernes será la audiencia pública sobre el proyecto, paso previo anterior a que la Secretaría de Ambiente de la Provincia autorice o no el proyecto.

Según el estudio de impacto ambiental presentado, se trata de un yacimiento donde se pretende “la explotación de las metamorfitas para su utilización como triturados pétreos”, citando que las reservas probables cubicadas en forma preliminar fueron de 20 millones de toneladas.

Planteos

Desde el Foro Ambiental Córdoba, ya se solicitó el rechazo, argumentando que de acuerdo al mapa dispuesto por la Ley de Ordenamiento Ambiental del Territorio, “el predio se encuentra en un 100 por ciento clasificado como Área Natural Protegida”, y categorizada como zona roja para conservación de bosque nativo.

El Foro acotó que si bien la ley permite la actividad minera en zonas de conservación, en este caso se encontraría además dentro de la reserva hídrica y natural Bamba, creada por ordenanza de La Calera, y formando parte de la cuenca de los arroyos Mal Paso, La Campana y La Mesada.

“Los calerenses sabemos que una cantera provoca voladuras permanentes que dañan nuestras casas de forma irreversible, generan ruido de maquinaria pesada, y circulación saturada de camiones todo el día”, expresaron en tanto y en un comunicado los vecinos que se oponen al emprendimiento.

Además, sostienen que producirá daño de flora y fauna protegida dentro de “zona roja”.

En las últimas horas se agregó la oposición del Gobierno municipal de La Calera y de su vecino de Saldán.

El proyecto establece que está en el marco de lo que la ley permite y promete una actividad sustentable que generaría además ventajas económicas y laborales en la zona.

En La Calera, la extracción minera es histórica. Actualmente, hay dos canteras grandes en actividad y varias pequeñas.

Para dimensionar la envergadura del nuevo proyecto, el Foro Ambiental comparó que las 50 mil toneladas por mes por extraer de roca se podrían cotejar con las 60 mil mensuales que se vierten de todos los residuos del Gran Córdoba en el predio de enterramiento de Piedra Blanca, cercano a la ciudad de Córdoba.

La audiencia pública fue convocada para este viernes a las 10, en el salón Natal Crespo, de La Calera. Se aguarda una nutrida participación.

El municipio de La Calera se opone

El intendente Rodrigo Rufeil señaló ayer que la pretendida cantera no está en jurisdicción de ese municipio sino en una zona en disputa con el vecino de Saldán. “No lo apoyamos. La salida de camiones por donde se plantea es una locura, que no permitiremos”, dijo a Radio Bamba. Agregó que si Ambiente de la Provincia la autoriza, llamaría a una consulta popular a los vecinos.

La Voz