Lo dijo el principal inversor canadiense. El mineral se utiliza para la fabricación de las baterías de los autos eléctricos que se expanden en el planeta.


El presidente de Lithium Americas Corporation, John Kanellitsas, señaló que Jujuy tendrá “el proyecto más importante en el mundo” en la producción de carbonato de litio para baterías de autos eléctricos en el salar Olaroz-Cauchari, donde dicha compañía ya invirtió “100 millones de dólares” y planea colocar “400 millones de dólares más en las próximas etapas”.

“Este va a ser el proyecto más importante en el mundo para el mercado de los autos eléctricos, la materia prima para las baterías va a salir de acá, de este salar”, dijo Kanellitsas a la agencia Télam.

“Hemos invertido 100 millones de dólares y pensamos invertir 400 millones de dólares más en las próximas etapas”, añadió.

Las declaraciones fueron brindadas por el directivo de la compañía canadiense durante la habilitación realizada ayer de la primera poza productiva de la minera jujeña Exar SA, una joint venture que pertenece a Lithium Americas (62,5 por ciento) y Ganfeng Lithium (37,5 por ciento).

La fosa del Salar Olaroz-Cauchari fue llenada con salmuera, con lo que inició el proceso de concentración de litio por evaporación solar y eólica, según informaron sus directivos.

“Tenemos litio para varias generaciones, calculamos que más de 40 años, todo este sector es muy rico” dijo Kanellitsas, y añadió que “van a explotar todo de manera muy lenta y sustentable”.

La planta está ubicada a 300 kilómetros al oeste de San Salvador de Jujuy donde, según informó Exar, se van a construir en total 20 pozas lo que va a totalizar 1.200 hectáreas.

El proyecto de la minera jujeña comenzó hace 11 años pero que recién en el 2020 va a empezar a producir y exportar carbonato de litio, según se informó.

El plan de desarrollo apunta a una producción inicial en la fase 1 de 25.000 tpa y con una expansión para la fase 2 de 25.000 tpa.

Kanellitsas indicó que el carbonato de litio que se produzca se va a exportar “a China, Tailandia, Corea, Japón, Alemania,otros países de Europa, luego a Estados Unidos y China para fabricar las baterías”.

“Jujuy es la central de litio en este momento y por eso el nombre de Jujuy se conoce internacionalmente. Nosotros elegimos Jujuy por el recurso y por su gente”, afirmó.

Destacó también que con Ganfeng Lithium, “el nuevo socio chino desde hace algunos años pueden concretar negocios en todo el mundo”.

En Jujuy, la otra empresa dedicada a la producción de carbonato de litio -también en Olaroz- es Sales de Jujuy, subsidiaria de Orocobre, que comenzó el proceso productivo en el 2014.

Por su parte, la secretaria de Minería de la Nación, Carolina Sánchez, destacó que la actividad minera del litio “tiene un fuerte impulso en el país donde Jujuy está aprovechando su potencialidad para desarrollarlo”.

En ese contexto, dijo, “hay una demanda del mercado mundial de litio en forma de carbonato de litio, hidróxido de litio o cloruro de litio, no solo para la fabricación de baterías sino también para otros usos, por lo que el desafío también será poder colocar el producto”. Por otro lado, señaló que la radicación de emprendimientos mineros, favorece el desarrollo de las comunidades locales y “significa oportunidades para la gente, que evita el desarraigo y mejora sus condiciones económicas”.

Actualmente tiene una capacidad actual de 17.500 toneladas métricas de carbonato de litio de grado de batería, disponible para los clientes en todo el mundo.

La demanda global de litio va en crecimiento año a año, potenciado por la demanda en baterías, que desplazaron del histórico primer lugar en el uso en la cerámica y vidrio

La Capital