Por Javier Tizado, Ministro de Producción de la Provincia de Buenos Aires


¿Minería en la provincia de Buenos Aires? Sí, mucha. Y está creciendo, con inversiones y nuevas oportunidades de trabajo.

Olavarría es la capital minera de nuestra provincia. Allí producimos 60% de todo el cemento de la Argentina. Más de la mitad de nuestras casas, edificios, puentes y obras se hacen con la riqueza de esta región bonaerense. Hay más: cal, caliza, dolomita, arcilla, arena, laja y pedregullo son algunos de los minerales vitales para iniciar otros procesos industriales.

La reactivación de la obra pública ha sido clave para la actividad y también hemos dado pasos importantes en nuestra política minera.

El productor hoy obtiene la renovación de su certificado en forma on line e inmediata, un trámite que tardaba hasta seis meses. También obtuvimos el anexo a la Ley Provincial 13.312, que permite el seguimiento de toda la trazabilidad de nuestros minerales. Todo corralón o centro de carga fuera de la cantera que deba trasladar más de 12 tn debe emitir una guía de tránsito para evitar la sobrecarga de camiones con más de 30tn. Las guías de tránsito son una clara muestra de la transparencia que impulsamos para la actividad.

La minería responsable crece cuando el Estado controla y los privados invierten y pueden concentrarse en producir. Es el círculo virtuoso que estamos poniendo en marcha.

Solo en este año, se sumaron 34 nuevos productores mineros en 44 nuevos establecimientos en la zona de Olavarría generando más de 3000 puestos de trabajo directos e indirectos. Cuando la minería crece, impacta en forma directa en otros sectores como el transporte, la metalmecánica, empresas de servicios, industria y facilita el avance de la obra pública.

El Presidente Macri y la gobernadora María Eugenia Vidal anunciaron que la empresa Loma Negra va a realizar la ampliación de la planta de cemento La Mali, obra de 350 millones de dólares de inversión. Representa 200 puestos de trabajo permanentes y a lo largo de la obra 1000 puestos directos y 2000 indirectos. Esta obra se terminará en el año 2020 y permitirá 6000 tn diarias transportadas.

La provincia, además, se prepara para ser el puerto de entrada y salida de la mayor reserva de energía del país. La infraestructura que necesita Vaca Muerta y luego la riqueza de su producción, utilizarán el puerto de Bahía Blanca. Para eso, estamos avanzando en la mejora del tren transpatagónico y una gran cantidad de PyMEs del sur de la provincia ya se están integrando a la cadena de valor de Vaca Muerta.

Este ha sido un año difícil para muchos sectores productivos. Estamos saldando deudas de muchas décadas en infraestructura, desafíos macroeconómicos y también sociales. Son problemas estructurales que pusieron freno a nuestras posibilidades de crecimiento con crisis recurrentes.

Estamos trabajando para dar soluciones de fondo en cada uno de estos desafíos. Sabemos que, si trabajamos juntos todos los sectores productivos, la provincia de Buenos Aires es capaz de generar las oportunidades de trabajo en cada una de sus regiones.

Comenzando por Olavarría y su riqueza minera, energía fundamental para todas las obras que necesita la Argentina.

El Popular