La recuperación del precio del oro en los últimos meses de 2018 ha animado a numerosos bancos centrales a acudir al mercado para incrementar sus reservas de oro. Además de Rusia, Turquía y Kazajistán, que prosiguen con su estrategia de apostar por el oro físico, más de una decena de bancos centrales han protagonizado operaciones de importante calado.


por José Ángel Pedraza

Las últimas estadísticas publicadas por el Consejo Mundial del Oro a principios del mes de diciembre, a partir de los datos recabados por el Fondo Monetario Internacional (FMI), ofrecen la foto fija de las reservas que los bancos centrales mundiales tenían dos meses atrás, es decir, en octubre. Eso, en la mayoría de los casos, ya que algunos países han comunicado con retraso sus estadísticas y éstas corresponderían a septiembre.

Teniendo en cuenta este desfase de dos meses, la práctica totalidad de cambios en las reservas del sector oficial han sido compras de oro. Tan solo Suiza ha reducido sus reservas en 0,1 toneladas (quedando con 1.040 Tm), probablemente para proveer de oro al programa de acuñación de monedas, como hace periódicamente también el Bundesbank alemán.

Por lo demás, el resto de operaciones registradas en este mes de diciembre reflejan el incremento de las reservas de un buen número de bancos centrales. Un mes más, la cifra más destacada es la del Banco Central de Rusia, que ha incorporado 30 nuevas toneladas de oro a sus reservas, que se elevan, en diciembre de 2018, a 2.066,2 toneladas, que representan el 17,6% sobre el total de sus reservas en divisas.

Desde que comenzara el año 2018, Rusia ha añadido 265 toneladas a sus reservas, a razón de algo más de 22 toneladas mensuales. En este último mes, ha superado esta media, llegando a las 30 toneladas.

Los datos de diciembre de 2018 reflejan ya la operación que el Banco Nacional de Hungría llevó a cabo el pasado mes de octubre (sobre la que informamos en este periódico), y que supuso prácticamente multiplicar por diez sus reservas anteriores, pasando de 3,1 a 31,5 toneladas, un aumento de 28,4. Una consecuencia de la política adoptada por el primer ministro húngaro, Viktor Orban, de apostar por el oro como reserva estratégica.

También ha sido muy destacada la operación de compra llevada a cabo por el Bank Al-Maghrib de Marruecos, que ha añadido 18,8 toneladas de oro a sus reservas, pasando de apenas 3,3 a 22,1 toneladas. Un volumen de compra que supera al de otros compradores habituales de oro, como el Banco Central de Turquía.

Precisamente Turquía ha añadido 10,7 toneladas de oro a sus reservas estratégicas, que ya elevan la cifra total hasta las 269,3 toneladas. El Gobierno de Erdogan sigue apostando por el oro como fórmula para apoyar la economía nacional y hacer frente a las sanciones internacionales y a la devaluación de su moneda, la lira turca.

Otros dos países que han acudido al mercado internacional para incrementar sus reservas de oro han sido la India e Iraq, que han añadido 6,5 toneladas de oro cada uno a sus reservas.

En el caso del Banco de la Reserva de la India, es la segunda vez en pocos meses que acude al mercado para aumentar sus reservas, que ya se elevan a 586,4 toneladas. Por su parte, Iraq ha pasado de contar con 89,8 toneladas a tener 96,3.

El Banco Nacional de Kazajistán también ha continuado con su política de aumentar sus reservas de oro, con la compra de 6,1 toneladas de metal, que elevan el total a 341,2 toneladas, que lo sitúan por delante de otros países como Arabia Saudí, Reino Unido, España o Turquía en cuanto a volumen de reservas. Además, el porcentaje de oro sobre el total de reservas en divisas ha crecido hasta el 43,6%.

En menor medida, otros bancos centrales como el de Argentina (+1,8 toneladas, para un total de 61,7), Malasia (+1,3 Tm, total 38,9), Kirguistán (+0,4 Tm, total 10), Serbia (+0,2 Tm, total 20,2) y Surinam (+0,1 Tm, total 1,4) también han acudido al mercado.

Por su parte, la cifra de reservas del Banco Central de Venezuela ha permanecido en esta ocasión sin cambios, en 161,2 toneladas, que incluyen las que el Gobierno de Maduro tiene depositadas en el Banco de Inglaterra y está tratando de repatriar

Oroinformacion.com