Exportadores le reclamaron al Gobierno consensuar una estrategia de comercio exterior, solicitaron la simplificación de trámites e insistieron en la necesidad de financiamiento para poder salir a vender. Esos fueron los tres principales pedidos que hicieron las empresas en el marco de las reuniones de la mesa Argentina Exporta, cuyo cierre del año se hizo en un acto del que participó Mauricio Macri en Pilar.


Por Carlos Lamiral

El Presidente reiteró la promesa de que el Gobierno va a habilitar la Ventanilla Única de Comercio Exterior (VUCE) y señaló que los empresarios podrán hacer “sin burocracias y perder tiempo” los trámites “con transparencia absoluta, dejando atrás definitivamente la discrecionalidad y la oscuridad”. Consideró que “está claro que el camino del desarrollo es por acá, dejando atrás las trabas, apostando a la confianza, las reglas de juego claras para todos”, que permita una “industria exportadora que crece y ayuda a crecer a los demás”.

La VUCE será una plataforma enteramente digital desde la cual los despachantes de Aduana y las empresas van a poder operar un trámite de exportación de una empresa. El instrumento tiene como particularidad que por medio de él el exportador podrá llevar a cabo toda la diligencia de comercio exterior desde su computadora. En el caso de la exportación de alimentos, por ejemplo, se podrán tramitar los certificados sanitarios correspondientes del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (SENASA) desde la plataforma, sin necesidad de trámites presenciales, como se hace ahora.

Al respecto, la secretaria de Comercio Exterior, Marisa Bircher, indicó que la VUCE comenzará a estar operativa recién en marzo de 2019. La funcionaria comentó que los participantes de la mesa de Argentina Exporta, que está integrada por distintos organismos del Estado, empresas y agentes del comercio exterior lograron acordar un “plan único 2019” de comercio internacional. “Los exportadores pidieron que la estrategia sea consensuada”, reveló la funcionaria. En relación con el crédito, reconoció que “somos conscientes de la falta de financiamiento, y por eso sacamos este año la línea Argentina Exporta por hasta u$s200.000 al 7% para pymes”.

La fuerte devaluación que sufrió la moneda este año hizo que los costos internos de las empresas exportadoras locales lograran una mayor competitividad, y por ello, desde el Ministerio de la Producción se comenzó a agitar la bandera del comercio exterior. No obstante ello, como fruto del ajuste que tuvo que hacer el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, para cerrar la asistencia financiera del FMI, los exportadores recibieron dos mazazos en 2018. El primero fue la extensión de derechos de exportación a sectores que antes no tributaban, y el otro fue la eliminación de reintegros a las exportaciones del sector industrial, con excepción de las pymes de los sectores “sensibles”.

Ahora en el Gobierno aspiran a ganar algo de terreno en términos de negociaciones multilaterales de comercio. Desde el 1 de enero la Argentina asumirá la presidencia pro tempore del Mercosur y deberá definir si el acuerdo con la Unión Europea avanza o se estanca. “La Argentina está preparada para negociar”, dijo Bircher ante una consulta de Ámbito Financiero. El problema es Jair Bolsonaro, quien asumirá la presidencia de Brasil desde el primer día del año entrante y no se muestra partidario del libre comercio. Incluso, no da señales de privilegiar al bloque regional.

Ámbito