El vecino país busca aumentar las inversiones en la medida que Chile y Bolivia buscan aumentar la producción del mineral


Diario Financiero

La guerra entre Chile, Bolivia y Argentina por dominar el mercado del litio de la región está desatada, más cuando el commodity es vital en el boom de producción de autos eléctricos y batería de celulares.

Chile está promoviendo el aumento de la producción mediante nuevos contratos de explotación con SQM y Albemarle en el Salar de Atacama que permitirán aumentar las exportaciones. Hace poco se conoció que Bolivia encontró en Alemania un socio estratégico para explotar el salar de Uyuni  y así pasar de producir 250 toneladas de carbonato de litio a 150.000 toneladas en los próximos cinco años.

¿Y Argentina? Al otro lado de la cordillera no se quieren quedar con los brazos cruzados mientras sus competidores aumentan su producción, por lo que estarían buscando que las empresas que explotan el litio en ese país dupliquen sus inversiones.

De acuerdo a lo publicado por Bloomberg, las empresas en Argentina que explotan el producto estrella de la llamada “revolución de la electromovilidad” ya invierten cerca de US$ 270 millones al año en exploración, pero el gobierno de Macri pretende que esa cifra suba a unos US$ 500 millones.

“Argentina es el mayor receptor de gasto para exploración de litio en el mundo”, comentó a la agencia de noticias la secretaria de Minería, Carolina Sánchez, y el subsecretario de Desarrollo Minero, Mariano Lamothe, añadiendo que “claramente estamos lejos de los niveles que deseamos”.

Además, en la publicación de Bloomberg se destaca que Argentina tiene una importante ventaja respecto a Chile a la hora de atraer inversionistas. Ello porque en el país las licencias de explotación requieren de varias autorizaciones del gobierno, como la Comisión Chilena de Energía Nuclear (Cchen).

Captar inversión

Sánchez confía en que los cambios que se han hecho para aumentar la transparencia, agilizar la tramitación de permisos y mejorar la competitividad a través de acuerdos con sindicatos comerciales ayude a atraer más inversiones a Argentina. Esto pese a una crisis económica y financiera que afecta al país que lo tiene en una nueva recesión y con una inflación disparada.

Pero no todo es color de rosa en este pujante mercado del litio. Y es que ayer las empresas ligadas al litio sufrieron fuertes caídas en bolsa luego de que la productora Orocobre informara una baja de precios en el último trimestre a cerca de US$ 10.800 por tonelada de carbonato de litio frente a los US$ 12.470 de principios de año.

La República